Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Policiales

200 dólares por camión: el “peaje” para pasar soja a Brasil de manera ilegal

Hay cinco detenidos. Son policías de Misiones y Corrientes, pero también investigan a miembros de Gendarmería y la Federal. Los acusan de cobrar para liberar caminos y evadir controles.

Cinco integrantes de cuatro fuerzas de seguridad fueron detenidos en Misiones y Corrientes, sospechados de liberar rutas para los camiones que transportan soja a granel que luego es cruzada a Brasil por pasos ilegales. El procedimiento fue ordenado por el Juzgado Federal 2 de Corrientes, después de casi un año de seguimientos y escuchas telefónicas.

El juez federal Juan Carlos Vallejos y el fiscal Flavio Ferrini, lograron identificar a las personas que estaban en contacto con los transportistas y les indicaban los caminos que debían tomar para evitar los controles de la Agencia Tributaria de Misiones (ATM) en el límite con Corrientes.

Al usar caminos secundarios evitaban el pago de Ingresos Brutos o eventuales multas cuando la carga llegaba sin carta de porte o con datos falsos.

Un oficial subayudante y un cabo segundo de la Policía de Misiones que prestan servicios en la ciudad misionera de Apóstoles, muy cerca de la frontera interprovincial y un agente de la Policía de Corrientes afectado a la localidad de Colonia Liebig, serían los más comprometidos. Pero el juez Vallejos también dispuso que sean apresados un integrante de Gendarmería y otro de la Policía Federal que tendrían vinculación con las maniobras.

Uno de los policías comprometidos está afectado a Colonia Liebig, en Corrientes. (Google Maps)

Uno de los policías comprometidos está afectado a Colonia Liebig, en Corrientes. (Google Maps)

Los uniformados sabían de antemano los lugares donde se harían controles y pasaban la información a los transportes para que no utilizaran esos caminos alternativos. Y aportaban otras vías secundarias para eludir los puestos de control que ATM tiene sobre las rutas nacionales 12, 14 y Costera 2.

Voceros judiciales dijeron que la investigación se inició el año pasado cuando la Justicia Federal advirtió que se había incrementado el número de camiones con soja que tenían como destino Misiones. Así se decidió establecer el motivo del repentino incremento en los despachos de la oleaginosa.

Con algunos datos que habían obtenido en los diferentes controles de Gendarmería, se pudo establecer que agentes de diferentes fuerzas habían creado un esquema de recaudación a cambio de liberar los caminos para que la soja llegara sin mayores problemas a los depósitos instalados en la frontera con Brasil.

De las escuchas telefónicas surgió que los integrantes de cuatro fuerzas cobraban un promedio de 200 dólares por camión que eludía los controles y llegaba a Bernardo de Irigoyen, donde la soja era descargada en un depósito para luego ser embolsada y cruzada a Brasil por la frontera seca en la modalidad contrabando hormiga.

Además de los integrantes de las cuatro fuerzas de seguridad, el juez Vallejos ordenó la detención de tres hombres, uno de ellos el responsable del depósito.

Los detenidos fueron trasladados a la ciudad de Corrientes para su indagatoria. En principio se les imputaría los delitos de cohecho y asociación ilícita, además de evasión impositiva y lavado de dinero.

Alrededor de un centenar de camiones arriban a Misiones por semana con soja, según datos de la Agencia Tributaria de Misiones. En caso de constatarse inconsistencias en la documentación de la carga, el organismo aplica una multa que llega a los 900.000 pesos. Una vez abonada, la soja es liberada y continúa viaje hacia la frontera con Brasil.

El contrabando de soja comenzó a incrementarse en 2019 y el año pasado tuvo un crecimiento notable. Según estimaciones, una carga logra duplicar el valor que se abona en el puerto de Rosario, ya que no se pagan los derechos de exportación y, además, los compradores brasileños abonan en dólares que luego son vendidos en el mercado informal a casi 160 pesos.

Noticias relacionadas