Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Coronavirus

Vacuna Sputnik V y VIH: Rusia dice que son “rumores infundados” y ataca a Pfizer y Moderna

Es por que dos países decidieron suspender la vacuna ante las dudas que genera este vínculo. El Fondo Ruso de Inversión Directa afirma que no hay comprobación científica.

En los últimos días dos países, Sudáfrica y Namibia, decidieron frenar el uso de la vacuna Sputnik V por sus dudas en cuanto al supuesto vínculo de la tecnología que usa el inoculante ruso con una mayor posibilidad de contagio de VIH en caso de exposición al virus del sida. El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) respondió que se trata de “rumores científicamente infundados”.

“En campañas de vacunación en todo el mundo, Sputnik V ha mostrado resultados estelares de seguridad y eficacia sin casos de miocarditis o trombosis venosa cerebral (TVC) documentados en el uso de otras vacunas que sus críticos no pueden encontrar ninguna debilidad en la vacuna y ahora se ven obligados a recurrir a rumores científicamente infundados”, dice un comunicado de del (RDIF).

Clarín publicó un artículo que da cuenta de este problema, que ya había sido reflejado a fines de 2020 por un grupo de científicos en la revista The Lancet, a partir de pruebas de una vacuna contra el VIH que se hicieron hace una década. Esa vacuna usaba el adenovirus 5, el mismo que utiliza el segundo componente de la Sputnik V y también la vacuna de Cansino.

Hubo estudios científicos que vincularon el adenovirus 5 con el mayor riesgo de infección por HIV ante una eventual exposición al virus. Para el RDIF, se trata de “ataques” que “se han acelerado después de que surgiera evidencia científica de que la eficacia de las vacunas de ARNm contra la variante Delta cae por debajo del 50% en 5 meses y al 16% después de 7 meses, mientras que Sputnik V proporciona una protección más duradera.

El Fondo Ruso habla de “varios artículos inexactos que afirman incorrectamente que puede haber un vínculo entre el uso de adenovirus el vector Ad5 y la posibilidad de un mayor riesgo de infecciones por el VIH entre los individuos de los grupos de alto riesgo debido a los contactos con personas infectadas por el VIH”. Y agrega: “No tienen una base científica y no se basan en investigaciones independientes con datos estadísticamente significativos”.

Vladimir Putin, presidente ruso. Foto: Reuters

Vladimir Putin, presidente ruso. Foto: Reuters

Según el RDIF, “estas especulaciones se refieren a un ensayo clínico fallido hace más de 10 años de una vacuna contra el VIH de otro fabricante que utilizó el tipo incorrecto de antígenos del VIH. Desafortunadamente, los autores del estudio eligieron un tamaño de muestra estadísticamente inapropiado para sacar conclusiones sobre el posible efecto de esa vacuna contra el VIH sobre la infectabilidad. Además, los propios autores señalan que la diferencia en las tasas de infección entre los grupos de vacuna y placebo no fue estadísticamente significativa”.

El comunicado continúa: “La diferencia en las tasas de infección, incluso si existiera, debería atribuirse al antígeno del VIH en lugar del vector Ad5. Varios estudios llevados a cabo desde entonces, incluido un metaestudio con 7.000 participantes, demostraron que no hay vínculos entre Ad5 y la posibilidad de un mayor riesgo de infecciones por el VIH entre los individuos de los grupos de alto riesgo a partir de los contactos con personas infectadas por el VIH, al igual que no puede ser un vínculo de este tipo en caso de resfriado común o conjuntivitis, naturalmente causado por un virus Ad5 “salvaje”.

El Fondo Ruso, en su defensa, ataca a las vacunas de ARN mensajero, “cuya seguridad a largo plazo no se ha estudiado en absoluto y cuya asociación con la inflamación y el VIH no se puede descartar”. Al contrario, afirma que “más de 250 ensayos clínicos y 75 publicaciones internacionales en los últimos 30 años confirman la seguridad de las vacunas y medicamentos que son basado en vectores de adenovirus humanos, incluido Ad5”.

Pfizer, una de las vacunas de ARNm del mercado. Foto: Reuters

Pfizer, una de las vacunas de ARNm del mercado. Foto: Reuters

En su puja con las vacunas de ARNm, Pfizer y Moderna, el RDIF agrega: “Desde un punto de vista científico, las especulaciones sobre los vínculos entre los vectores adenovirales y un mayor riesgo de infecciones por el VIH entre los individuos de grupos de alto riesgo a partir de contactos con personas infectadas por el VIH tienen incluso menos mérito que las sugerencias de poner microchips en humanos con vacunas de ARNm”.

Sobre Sudáfrica y Namibia, tras los anuncios realizados por esos países, el Fondo Ruso consideró que “Sputnik V se utiliza con éxito en varios países de alta prevalencia del VIH y Namibia continúa administrando la segunda dosis de la vacuna a las personas vacunadas con la primera dosis, mientras que el regulador sudafricano continúa su revisión de la vacuna “.

Noticias relacionadas

Coronavirus

Un órgano de negociación intergubernamental se reunirá a más tardar en marzo para comenzar a negociar un acuerdo internacional. Los Estados miembros de la...

Economia

Los ADRs saltaron más de 12%. El riesgo país se alejó del techo de los 1.900 puntos, pero terminó por encima de los 1.800...

Politica

El ex presidente fue abordado por la prensa en Chile. Volvió a decir que es víctima de “persecución política”. Desde Chile, Mauricio Macri reaccionó este miércoles a...

Economia

La arena se utiliza en el fracking que realizan las petroleras. Estará en Río Negro, para aprovechar la cercanía con el megayacimiento. La formación...