Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Politica

Marc Stanley juró como nuevo embajador de Estados Unidos en la Argentina y está a un paso de asumir su misión

El abogado lo hizo el miércoles en su casa en Dallas. En octubre había dicho que el Gobierno argentino no tenía plan económico para arreglar con el FMI. Preocupación por China, Cuba, Venezuela y Nicaragua.

De ahora en más, lo que le falta al embajador de Joe Biden en la Argentina, Marc Stanley, es mudarse a este país. Sobre el final del miércoles, él mismo publicó en su cuenta de Facebook la foto de su jura como nuevo representante de los Estados Unidos aquí.

Nadie quiere decir la fecha de su llegada a Buenos Aires, pero ocurrirá de un momento a otro. Las luces del Palacio Bosch, sede de su residencia, aún siguen apagadas de noche. Sólo se ve desde afuera un imponente árbol de Navidad colocado cerca de uno de los balcones.

“Hace casi 40 años, la jueza de distrito de los EE. UU. Karen Scholer y yo comenzamos nuestras prácticas legales la misma semana en Strasburger & Price. Hoy, Karen gentilmente vino a nuestra casa para prestarme juramento como Embajador de los Estados Unidos en la República Argentina. Muy emocionado: Wendy y yo estamos ansiosos por llegar a este puesto”, escribió sobre su íntima ceremonia de jura que fue de lo más curiosa.

Por las restricciones sanitarias del COVID 19, Stanley juró en su casa de Dallas, Texas, ante la jueza Scholer y adelante de dos banderas, una la de su país y otra de Argentina. La situación se ha vuelto a complicar tanto que la propia embajada argentina en Washington tiene tres contagiados con la variante Omicrom y el embajador Jorge Argüello la puso a funcionar nuevamente en modo virtual.

Marc  Stanley, designado por el gobierno de Biden como futuro embajador de los Estados Unidos en Argentina.Marc Stanley, designado por el gobierno de Biden como futuro embajador de los Estados Unidos en Argentina.

El acto de Stanley coincidió el miércoles con el día en que se conoció el informe del FMI, que hizo autocríticas al millonario préstamo que le concedió a este país por pedido de  Mauricio Macri, y que contiene también críticas a la gestión del mismo.

Pero Stanley, un abogado texano que encabezó un lobby de abogados que hizo campaña por la elección presidencial de Joe Biden, y está muy vinculado a la más alta dirigencia de la colectividad judía en los Estados Unidos e Israel, también se mostró como un duro representante de los intereses políticos y económicos de Washington en términos de políticas de Estado.

Tal como ha publicado este diario, en octubre pasado, durante su audiencia de confirmación en el Senado -que pasó sin problemas pese a tener enemigos como el republicano Ted Cruz- recordó que el gobierno de Alberto Fernández no había presentado un plan macroeconómico para pagar la deuda ante el FMI. También criticó la posición argentina de derechos humanos en Cuba y Venezuela y prometió pelear para frenar el avance de la tecnología china en nuestro país.

“La Argentina es un hermoso ómnibus turístico al que las ruedas no le están funcionando correctamente”, manifestó con metáforas en octubre ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado. “La deuda del FMI, 45 mil millones de dólares, es enorme. El problema, sin embargo, es que es responsabilidad de los líderes argentinos elaborar un plan macroeconómico para devolverla, y aún no lo han hecho. Dicen que ya viene uno”, ejemplificó, para luego señalar que la lucha contra la corrupción estará en las prioridades de su gestión.

El abogado Marc Stanley, designado embajador en Buenos Aires, junto al presidente de Estados Unidos, Joe Biden.El abogado Marc Stanley, designado embajador en Buenos Aires, junto al presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

“A medida que Estados Unidos ve una mayor competencia con la República Popular China en Argentina y en otros lugares, haré que sea una prioridad mantener los pies en el fuego (frase que remite a meter presión) especialmente cuando productos como la tecnología 5G por debajo del mercado están ingresando y permitiendo que China acceda todos los datos e información entre la gente de Argentina”, dijo también.

Y sobre el capítulo derechos humanos sostuvo entonces: “Argentina y Estados Unidos gozan de una relación de larga data basada en nuestra fidelidad a la democracia, la prosperidad, la seguridad y la protección de los derechos humanos en las Américas. Pero Argentina aún no se ha unido a los Estados Unidos y otros en la presión por reformas significativas en países como Venezuela y Cuba. Si mi nominación se confirma, planeo comprometerme con el liderazgo argentino en todos los niveles para buscar formas de lograr nuestro objetivo mutuo de un hemisferio que honre nuestros más altos ideales”, sostuvo en octubre sin dejar de mencionar las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua.

El abogado Marc Stanley juró el miércoles como nuevo embajador de los Estados Unidos en Argentina.El abogado Marc Stanley juró el miércoles como nuevo embajador de los Estados Unidos en Argentina.

Meses después de aquella audiencia, el Gobierno sigue sin presentar un plan económico, sigue en su “combate” de palabras con el Fondo, y las relaciones con China, Rusia, Cuba, Nicaragua y Venezuela se han estrechado. De hecho, se espera que los cancilleres de esos tres paises latinoamericanos lleguen a Buenos Aires en la primera semana de enero para una cumbre regional en la que el Gobierno busca que ser elegido país presidente de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe (CELAC). Cuando esta semana un grupo de periodistas le preguntó al canciller Santiago Cafiero por esas palabras, consideró a Stanley como un delegado de Washington con el que va a conversar.

El embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley, (primero desde la derecha)  junto al ex presidente Bill ClintonEl embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley, (primero desde la derecha) junto al ex presidente Bill Clinton

Pero empiezan los desafíos para Stanley. El de gestionar lo que verdaderamente le ofrecerá Estados Unidos -alejado de su histórica presencia en América Latina- a la administración de Fernández para ser aliados donde no lo son. Y ver cómo conviven sus agudas posiciones con el kirchnerismo de Cristina Fernandez, que tiene figuras que actúan como mensajeros contra Washington. Para ejemplos, esta el senador Oscar Parrilli, quien no ahorra ni insultos para con los embajadores de Estados Unidos cuando a su jefa no le gusta lo que dicen

Noticias relacionadas