Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Sociedad

El final más triste: murió la joven de Comodoro Rivadavia que esperaba un trasplante de corazón

Mariana Ditzel tenía 30 años y estaba primera en la lista del INCUCAI. Un medicamento que llegó tarde podría haberle alargado la vida.

Mariana Ditzel, la joven de 30 años que esperaba un trasplante de corazón, falleció en el atardecer de este lunes, según informó su familia. Estaba primera en la lista del INCUCAI debido a que sufría de una miocardiopatía dilatada compacta cuya única salida era esa cirugía.

El caso de Mariana tomó notoriedad cuando su pareja, Renzo Maman, hizo saber que la mujer necesitaba un medicamento que ya no se elaboraba en la Argentina. Con ese medicamento podría haber mejorado su situación para esperar con mayor esperanza el trasplante.

El medicamento llegó desde Canadá el pasado viernes, pero ya era demasiado tarde: la situación de Mariana era irreversible. Ella es de Comodoro Rivadavia, pero estaba internada en Buenos Aires. El jueves se hizo una marcha en la ciudad chubutense bajo el lema “los órganos no van al cielo”. La gente pedía por un corazón para Mariana.

Pese a la llegada del medicamento que podría haber alargado la espera, Renzo le había dicho a Clarín que la situación de Mariana “seguía siendo grave” y que “los tiempos se acortaban”.

“No es la solución, porque la solución es que llegue un corazón para un trasplante. Pero ella tendrá menos complicaciones y los médicos podrán tratarla con más tranquilidad”, se había esperanzado el joven ante la noticia del envío de la droga que iba a mejorar la coagulación sanguínea de Mariana.

Esa medicina no se fabrica más en el país desde hace dos años, por lo cual se iniciaron campañas para tratar de ubicar algún remanente en farmacias u hospitales, aunque sin éxito.

La joven estaba a punto de recibirse de contadora, que era su sueño desde siempre. Le faltaban pocas materias. En los últimos días había sufrido una infección que incluso podía complicar el trasplante en caso que llegara un órgano.

Pese a la lucha denodada de la familia y los amigos y de la propia fuerza de Mariana, el caso tuvo el peor final.

La emotiva despedida de su novio

“Cuando nos enteramos de la enfermedad, lloramos, lloramos muchísimo. Me acuerdo muy bien el día”. Así comienza la emotiva y desgarradora despedida que Renzo Mamaní, el novio de Mariana, compartió en su perfil de Facebook.

Luego, continúa: “Te prometí que jamás te iba a dejar sola, te prometí que yo iba a ser tu escudo, me prometí a mi mismo que iba a hacer todo para que disfrutes al máximo cada momento, que jamás haya un ‘no’ a algo en tu vida. Sé que sabías que vivía por y para vos, aunque no lo hablábamos, yo se que lo sabías”.

“Te juro que intenté cumplir con todo, te juro que hice cada cosa que estuvo a mi alcance, la vida entera no me va a alcanzar para agradecerte por haber sido mi compañera, mis días, mis ganas de aprender”, sigue la publicación, que está acompañada por una foto de Mariana.

Por último, cierra: “Te voy a amar cada día de mi vida. Esperaba un ángel donante, y no me di cuenta que el ángel eras vos y que el milagro era que hayas vivido y compartido tu vida conmigo. Te amo”

Noticias relacionadas