Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Sociedad

La conmovedora historia del turista que se tiró al río para salvarles la vida a un hombre y sus hijas en Córdoba

Miguel Trapeyas, vecino de Tigre, viajó junto su esposa en medio de una difícil situación familiar. Cómo se convirtió en héroe.

Algunos héroes no llevan capa. Este es el caso de Miguel Trapeyas (52), vecino de la localidad de El Talar, partido de Tigre, que el fin de semana pasado estaba en un río de la provincia de Córdoba con su esposa y amigos, cuando rescató a un papá y sus dos hijas que quedaron atrapados en una creciente.

“Estábamos en el vado de Villalba cuando empezó a llover, por lo que, con mis amigos decidimos salir porque había poca gente y dijimos de viajar hasta Cosquín”, recuerda Trapeyas. Pero después de 10 minutos viajando, como si en ese momento un llamado interno le quiso advertir de algo, insistió en volver al río.

“Me iba a meter en el vado porque ya se había despejado, pero salía vapor. Le dije a mi esposa y a mis amigos que levanten las cosas que teníamos porque aparentemente iba a venir una creciente. Viví un tiempo de chico en Cosquín y conozco bastante bien como es la sierra. Entonces a medida que empezaron a correr las sillas de camping, empezó a venir una creciente”, comentó.

Fin de semana para relajarse. Miguel junto a su esposa Cristina, su amigo Marcelo y su pareja Paula.Fin de semana para relajarse. Miguel junto a su esposa Cristina, su amigo Marcelo y su pareja Paula.

En ese momento, había un papá con sus dos hijas en el medio del río. “Salí a correr. Entré por el costado del vado y justo venían dos policías en moto tocando bocinas. Uno de ellos me dio una mano para ser de pasamano con una de las chicas y su papá, pero la joven se suelta, se la lleva la corriente y quedó en un remolino que se formó”.

Continuó: “Le agarro el pie a esa joven y la empujo hasta el costado del río para que un policía la pueda salvar. La otra chica estaba en medio de todo el revuelo de agua, traté de llegar, pero me costaba mucho. El agua golpeaba contra el vado y yo me quedé en el medio del río. Al final, la pudieron rescatar y cuando ya estaba afuera del río vino a abrazarme”.

Después del accidente. Los policías y Miguel haciendo RCP al papá de las dos hijas. Créditos: Panorama Informativo Local Cosquín.Después del accidente. Los policías y Miguel haciendo RCP al papá de las dos hijas. Créditos: Panorama Informativo Local Cosquín.

Los policías tuvieron que hacerle RCP a la joven ya que había tragado agua. También estuvo presente Defensa Civil debido a un accidente que ocurrió en las cercanías del río. Al rato, llegaron los médicos y la familia fue trasladada al Hospital Regional Domingo Funes. “Éramos pocas personas, pero estuvo toda la gente que tenía que estar”, resaltó Trapeyas.

Y recordó lo que sintió en ese momento: “Estoy contento de poder haber sido útil en algo, sentí que tenía que ayudar y lo hice, sin miedo. Conozco bien el río y el lugar, aunque tenga creciente sé para dónde tengo que ir. Después me enteré que la creciente fue de un metro y medio que, aunque no parezca mucho, en esa situación de tanto caudal de agua, lo es”.

Trapeyas, en general, no sufrió heridas, solo algunos golpes: “Me saqué el hombro saliendo del río, cuando me estaba agarrando de una raíz de un árbol. El tendón se salió de su lugar, pero después lo pude acomodar. Volvería a tirarme al río para rescatarlos, me parece que así podemos cambiar, de alguna manera”.

Crecida en el vado de Villalba. El vecino de Tigre conocía el lugar: "Tenía idea de lo que estaba pasando, eso me ayudó a no tener miedo".Crecida en el vado de Villalba. El vecino de Tigre conocía el lugar: “Tenía idea de lo que estaba pasando, eso me ayudó a no tener miedo”.

En un principio, el vecino de Tigre no quería viajar a Córdoba: “Mi esposa ya estaba ahí y la idea era poder relajarse un poco después del fallecimiento de mi hermano. Hace poco lo perdí. Son muchas emociones juntas porque a iba a este río con él”, comentó Trapeyas.

Antes de regresar a Buenos Aires, volvió a pasar por el río y se encontró a la familia que rescató: “Fui con todo mi grupo de amigos y estaba el papá de las dos chicas, me dijo: ‘Me salvaste la vida, a mí y a mis hijas, no sé qué decirte’. Después de eso no me enteré nada más de ellos, lo único que sé es que a todos les dieron el alta la misma noche que ocurrió el accidente y, por suerte, están bien. Soy una persona más que Dios puso en el camino de esta familia”.

Noticias relacionadas