Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Sociedad

Una psicóloga, a juicio por darle cannabis medicinal a sus pacientes

A la profesional le allanaron la casa ocho meses después de la aprobación de la Ley que regula la sustancia con fines terapéuticos. La acusan de vender drogas.

Milena Pozo (52), una psicóloga que trataba a sus pacientes con aceite de cannabis, es la protagonista del primer juicio en la Justicia provincial de Córdoba por el uso de esa sustancia con fines medicinales. El debate contra la profesional está a cargo de la Cámara del Crimen de Río Tercero.

Pozo está imputada por comercialización de estupefacientes agravada, ejercicio ilegal de la medicina y lesiones leves. “La calificación se agravó porque el fiscal sostuvo que ella, su ex pareja y amigos tenían una organización destinada a cometer delitos”, detalla su abogada, Nadia Podsiadlo.

El hecho por el cual está procesada surgió por la denuncia de una paciente con fibromialgia -una afección crónica que causa dolores en todo el cuerpo-, quien le pidió que le indicara el aceite para palear dolores. Luego de tomarlo, la mujer se sintió mal, fue a la guardia de un hospital y la médica que la atendió sostuvo que el malestar había sido causado por el cannabis.

“No preparaba el aceite, lo obtenía de un cannabicultor y lo acercaba a mis pacientes. Es el mismo que yo usaba, por eso tenía certeza de la calidad, pero no era más que quien lo obtenía y facilitaba el acceso”, dice Pozo en diálogo con Clarín.

El caso

El 9 de noviembre de 2017 a las 7, la Fuerza Policial Antinarcotráfico rompió la puerta de la casa de Pozo para allanarla. “Fue un procedimiento muy violento. Entraron encapuchados, con armas y cámaras, a los gritos”, explica la psicóloga. Y agregó que sólo había aceite de cannabis.

Me robaron un auto, aunque ahí no había aceite. Mi abogada se cansó de pedir su restitución”, detalla. También se llevaron todo el aceite, $ 7.500 que eran del sueldo del Ministerio de Educación que había cobrado en esos días, su agenda, celular y el de su entonces pareja, las notebooks y los autos de los dos. Solo devolvieron el de él.

La psicóloga les daba cannabis medicinal a sus pacientes y le allanaron la casa ocho meses después de sancionada la Ley de Cannabis Medicinal. Foto La VozLa psicóloga les daba cannabis medicinal a sus pacientes y le allanaron la casa ocho meses después de sancionada la Ley de Cannabis Medicinal. Foto La Voz

“No le regresaron ningún elemento secuestrado. Incluso su vehículo está siendo usado por la policía en Córdoba capital y generó algunas multas”, remarca su abogada.

Pozo estuvo detenida un día y medio en la comisaría de Río Tercero. Ocho meses antes, se había sancionado la ley de cannabis medicinal. La misma establece las bases para la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta y sus derivados. Sin embargo, la Justicia encuadró su accionar en la Ley 23.737 sobre tenencia y tráfico de estupefacientes.

En contraposición, en 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó quitar el cannabis de la lista de sustancias dañinas. La Organización de Naciones Unidas (ONU) se hizo eco de ese consejo y en 2020, reconoció que el cannabis tiene propiedades terapéuticas.

Debate clave

El juicio arranca el 17 de febrero y la abogada de la imputada prevé que será largo. Dado que hay muchos testigos que explicarán el impacto positivo del aceite en los usuarios, que logran tener una mejor calidad de vida.

“Se presentará en el juicio un documento con el apoyo de las 68 organizaciones que conforman el frente Cannábico Bonaerense y 18 de la provincia de Córdoba, incluida la Cámara de Empresarios. Estamos esperando, asimismo, un apoyo institucional muy importante que está en proceso”, sostiene. También participarán en el debate médicos especializados en cannabis.

Milena Pozo está acusada de comercialización de estupefacientes agravada, ejercicio ilegal de la medicina y lesiones leves. Foto La VozMilena Pozo está acusada de comercialización de estupefacientes agravada, ejercicio ilegal de la medicina y lesiones leves. Foto La Voz

Para la letrada y la imputada, hay total desconocimiento sobre la planta por parte de la mayoría de los profesionales de la salud. “La médica de la guardia que la atendió a la denunciante le dijo que le cayó mal el aceite, sin estudio de toxicología ni un informe de farmacovigilancia”, dicen. A las horas, a la paciente le dieron el alta.

“Cuando se juntan ignorancia y prejuicio, suceden cosas terribles. En este caso es una prueba tangible de lo que puede suceder”, reflexiona Pozo.

El proceso la afectó económica, anímica y laboralmente: “Incluso a los ocho meses decidí irme de la ciudad de Almafuerte, porque no podía permanecer en la casa donde había sido violentada en ese allanamiento”.

A su vez, la excluyeron del equipo técnico donde trabajaba en la EPAE Calamuchita, del Ministerio de Educación.

Durante la etapa de investigación, cuatro médicos expusieron que los síntomas de la mujer correspondían a su patología y no al cannabis.

Jurisprudencia

“En la Justicia federal de Córdoba, se dictaron dos fallos absolutorios donde se estableció que el aceite no perjudica el bien jurídico protegido por la norma, que es la salud pública”, recuerda Podsiadlo.

Ambos imputados estaban acusados por comercialización de estupefacientes, al igual que Pozo.

Una de las causas a las que refiere la abogada es la absolución del productor de cannabis medicinal, Daniel Landgren, dictada por el Tribunal Oral Federal N° 2. Un punto clave del caso fue que el fiscal federal que actuó en el juicio, Carlos Gonella, retiró la acusación contra el imputado.

El otro caso es el conocido como la “Clínica del Cannabis”, a cargo del médico Carlos Laje. Lo sobreseyó dos veces el juez federal Ricardo Bustos Fierro, aunque el proceso continúa porque la fiscalía apeló.

Tanto la abogada como la imputada confían en que la Justicia provincial de Córdoba tenga en cuenta estos precedentes y reconozca los beneficios del cannabis en la salud de los pacientes.

Noticias relacionadas