Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Policiales

Acorralado por la Justicia, el CEO de Generación Zoe pide aportes de US$ 100

Leonardo Cositorto anunció que dará cursos por Zoom para pagar deudas. Tiene pedido de captura y está prófugo.

Investigado por presunta estafa y asociación ilícita, el CEO y fundador de Generación Zoe, Leonardo Cositorto, anunció a sus más fieles seguidores que dará cursos de coaching y liderazgo por Zoom cambio de US$ 100. El empresario ofreció este domingo una charla “motivacional” ante 5.000 personas y allí admitió que está al borde de la quiebra y que tiene dificultades para afrontar los pagos a los ahorristas. Cositorto tiene pedido de captura internacional y está prófugo desde el viernes junto a otros directivos de un holding sospechado de ser un fraude piramidal.

Desde un lugar desconocido, Cositorto ayer trató de defenderse de las acusaciones en contra suya con argumentos confusos y mezclando conceptos místicos, religiosos, financieros y empresariales. Visiblemente enojado, en la presentación culpó de su desgracia a tuiteros anónimos, a la Justicia, el Gobierno y hasta los CEO de Mercado Libre y Ualá. “Desde hace 46 días, grupos empresariales y mediáticos han empezado a buscar generar una campaña de desprestigio, con ataques sistemáticos y de manera tenaz”, proclamó.

Cositorto reconoció que a partir del escándalo, la facturación del grupo cayó 90% y por ese motivo le pidió a los inversores que no retiren su dinero y “que tengan paciencia por este mes”. Por el contrario, sorpresivamente lanzó en promoción un curso por US$ 100 mensuales, con una tasa de retorno del 20% y con una bonificación extra por cada referido. Este tipo de modalidad, precisamente, es sospechada de ser un esquema Ponzi. Por eso, la fiscal de la localidad cordobesa de Villa María, Juliana Companys, pidió su captura, la de su socio, Maximiliano Batista y el principal referente de Zoe en la ciudad, Claudio Alvarez, entre otros.

La causa se inició en noviembre del año pasado, pero se aceleró a partir de las denuncias de 3 ahorristas damnificados. Según el portal de noticias local “Villa María Ya”, “el 40% de los policías de esa ciudad invirtieron en Zoe”. Ese medio destacó que “una de las detenidas (en la causa) es Claudia Pereyra, una policía que no estaba en funciones porque tenía carpeta psiquiátrica, aunque se encontraba cobrando su salario y también buscando ahorristas para Generación Zoe”. Hasta el momento, hay 6 detenidos y 8 prófugos, entre ellos Alvarez, el líder de Zoe en la localidad.

Alvarez escapó y se desconoce su paradero. En un audio que envió por WhatsApp a un grupo de ahorristas, señaló que se dio a la fuga junto con su familia por las amenazas recibidas: “Si no me ven ahora es por eso, nada más. Sé que ustedes harían lo mismo por sus hijas y su familia”, dijo en un tramo del mensaje. El año pasado, para recompensar su tarea (captar inversores), el propio Cositorto le entregó un BMW X6 de color blanco. Este lunes, la Policía lo secuestró. Se cree que es robado.

La Justicia secuestró el auto BMW del líder de Generaciòn Zoe en Villa María, Córdoba.La Justicia secuestró el auto BMW del líder de Generaciòn Zoe en Villa María, Córdoba.

Generación Zoe estaba en la mira de la Justicia desde febrero del año pasado. La Procelac inició una investigación de oficio y sus resultados fueron incorporados en otra causa, la que impulsó el fiscal federal porteño, Eduardo Taiano. La de Villa María es la más avanzada. En las últimas semanas, el grupo ya tenía serias dificultades para cumplir con los pagos, lo que encendió las alarmas. Con orden de captura vigente, Cositorto designó un nuevo abogado para afrontar las denuncias. Se trata de Miguel Angel Pierri, quien aseguró que su cliente no está prófugo y que se presentará en la Justicia.

Zoe es apenas una de las 35 empresas sospechadas por armar fraudes piramidales. El esquema funciona en base al ingreso de nuevos ahorristas, cuyos fondos se destinan a pagar los retornos de los primeros. Si eso no ocurre, el sistema colapsa. Los retrasos en los pagos son los primeros indicios. “Ustedes saben cómo estuvo la situación. Últimamente con Zoe, el hecho de que no haya habido muchas ventas y no había el dinero para pagar, la gente se empezó a poner muy impaciente”, relató Alvarez, sin dar pistas sobre su paradero.

Por lo pronto, Pierre tramita el pedido de libertad de Cositorto. La fiscal del caso todavía no lo resolvió. Mientras tanto, el CEO de Zoe ofrecerá -según dijo en la charla del domingo- cursos todos los días a través de Zoom desde la “clandestinidad”. En las redes circulan versiones que hasta el momento logró recaudar alrededor de US$ 10.000, una cifra insignificante para afrontar las deudas impagas con los ahorristas.

Noticias relacionadas