Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Deportes

Atthaya Thitikul, la joven prodigio de Tailandia que asoma como la próxima reina del golf

El fin de semana pasado conquistó su primer título en el LPGA Tour, en el que fue apenas su quinta aparición como profesional en el circuito estadounidense.

Las golfistas asiáticas son las grandes dominadores de ese deporte. Basta mirar el ranking mundial para comprobar esa hegemonía: 5 de las top 10 (incluida la número uno del mundo, la surcoreana Jin Young Ko), 27 de las mejores 50 y 55 de las primera cien son jugadoras oriundas de ese continente. Tailandia fue ganando terreno en los útimos años y es el tercero con más representantes (seis) en ese último grupo de elite, detrás de Corea del Sur (29) y Japón (17). Y la mejor jugadora de ese país es Atthaya Thitikul, una joven prodigio que el fin de semana pasado conquistó su primer título en el LPGA Tour, en el que fue apenas su quinta aparición como profesional en el circuito estadounidense.

Nacida en Ratchaburi, la tailandesa se coronó en el JTBC Classic disputado en Carlsbad, California, al derrotar en el segundo hoyo de desempate a la danesa Nanna Koerstz Madsen, luego de firmar la ronda más baja de la semana (64 golpes, ocho bajo par) y quedar igualada con la europea en 272 impactos (-16).

Con 19 años y 25 días, Thitikul se convirtió en la ganadora más joven del tour desde que la canadiense Brooke Henderson conquistara el Portland Classic de 2016 con 18 años, nueve meses y 23 días.

“Mi mente es una locura en este momento. No puedo creer que me convertí en ganadora del LPGA. Se siente increíble. Significa el mundo para mi, es un triunfo muy significativo para mi carrera”, comentó la tailandesa, que dio un buen salto en el ranking y es la nueva número cinco del mundo.

Su victoria en el certamen californiano quizás sorprendió a más de uno, pero Thitikul viene dando que hablar desde hace varios años en el mundo del golf, un deporte que empezó a practicar desde muy pequeña para mejorar su salud.

“Cuando era chica, siempre me enfermaba cuando cambiaba el tiempo. Mi papá quería que practicara algún deporte para ayudar a mejorar mi salud y me ofreció elegir entre tenis y golf, dos que podían transformarse en una carrera en el futuro”, contó en una entrevista publicada el año pasado en la página del Circuito Europeo (LET).

Thitikul comenzó a practicar golf a los seis años para mejorar su salud. Foto Donald Miralle/Getty Images/AFPThitikul comenzó a practicar golf a los seis años para mejorar su salud. Foto Donald Miralle/Getty Images/AFP

“Pensé que el tenis iba a ser difícil y duro porque tenés que correr todo el tiempo. Entonces elegí el golf y a los seis años me llevaron a aprender de profesionales. Me gustó mucho y nunca más dejé de practicarlo. Aunque me di cuenta que no es tan fácil como pensaba. En el tenis, tenés que usar todo tu cuerpo. En el golf, usás el cuerpo y tu mente”, comentó.

Tras deslumbrar con su talento en los campos de su país en sus primeros años, Thitikul finalizó segunda en el Abierto Amateur de Tailandia en agosto de 2016, cuando sólo tenía 13 años y 6 meses. Así, se ganó un lugar para disputar, como amateur, el Honda LPGA Thailand, del circuito estadounidense. Debutó tres días después de cumplir los 14 años y finalizó 37 entre 66 competidoras.

Cuatro meses más tarde, jugó su primer torneo en el tour europeo, al recibir una invitación para el Ladies European Thailand Championship, en el que hizo historia. Porque completó las cuatro rondas con 283 golpes (cinco bajo par) y se convirtió en la jugadora más joven en ganar un evento de un circuito profesional de golf.

Tres días después de cumplir los 14 años, en febrero de 2017, Thitikul debutó en el Honda LPGA Thailand. Foto Instagram @jeeno.atthayaTres días después de cumplir los 14 años, en febrero de 2017, Thitikul debutó en el Honda LPGA Thailand. Foto Instagram @jeeno.atthaya

En esa ocasión también mejoró un récord de Henderson, que había conquistado un torneo del tour canadiense en junio de 2012 con 14 años y nueve meses. Un dato curioso: por ser amateur, no pudo llevarse los 45 mil euros de premio que entregaba el torneo y que quedaron en manos de la mexicana Ana Menéndez, su escolta en la clasificación.

Su consagración marcó el inicio de una carrera que, en apenas cinco años -y un parate importante en el medio por la pandemia de coronavirus-, ya la llevó a ser una de las mejores del mundo. Tras ese festejo ante su gente, Thitikul se colgó la medalla de oro en la prueba por equipos mixto de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018 y consiguió cuatro títulos del LET.

El año pasado, además, finalizó quinta en el The Evian Championship, uno de los cinco Majors del golf femenino, en el que había debutado en aquel consagratorio 2017. Y el domingo, se coronó por primera vez en el circuito estadounidense.

Thitikul y su compañero Vanchai Luangnitikul ganaron el oro por equipos mixto en Buenos Aires 2018. Foto Instagram @jeeno.atthayaThitikul y su compañero Vanchai Luangnitikul ganaron el oro por equipos mixto en Buenos Aires 2018. Foto Instagram @jeeno.atthaya

“Después de esa primera victoria en 2017, mi vida cambió. Se abrieron muchas puertas y pude ganar experiencia siendo muy joven. Haber disputado un Major a los 14 años fue un sueño. Pero me hizo darme cuenta que lo que me estaba pasando no era un sueño, era mi realidad y tenía que disfrutar cada momento”, comentó.

Talentosa por naturaleza, la tailandesa -que se hizo profesional en 2020 y está disputando este año su primera temporada en el LPGA- no tiene dudas que una de las claves de sus éxitos radica en la manera particular con la que encara cada competencia.

Si vas a ser una golfista profesional tenés que trabajar muy duro en tu juego. Es lo que hago porque quiero ser cada día mejor. Pero trato de no tomármelo demasiado en serio. El golf es parte de mi vida, pero no es toda mi vida. Me di cuenta que es importante disfrutar los momentos, tomártelo con calma, de manera simple”, reflexionó.

“Creo que estoy programada para jugar mejor cuando disfruto. Si me tomo las cosas muy en serio, si estoy pensando demasiado en el resultado final y no sonrío, no juego bien”, comentó Thitikul, la niña prodigio del golf tailandés que ya dio su primer golpe en el circuito más importante del mundo.

Noticias relacionadas