Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Internacional

El papa Francisco besó una bandera de Ucrania y condenó la masacre de Bucha, sin mencionar a posibles culpables

El líder católico lamentó la “impotencia de las organizaciones internacionales” para conseguir la paz e invitó al escenario a niños ucranianos que huyeron del conflicto

El papa Francisco condenó este miércoles la “horrenda crueldad” que golpea a Ucrania, “incluyendo a sus civiles”, en referencia a la masacre de Bucha que desató la condena internacional en los últimos días.

Las últimas noticias de la guerra en Ucrania (…) muestran nuevas atrocidades, como la masacre de Bucha, [muestran] una horrenda crueldad, cometida también contra civiles, mujeres y niños”, dijo Francisco tras su audiencia general.

Son víctimas cuya sangre inocente clama al cielo e implora que pongamos fin a esta guerra, que hagamos callar las armas, que cesemos de sembrar muerte y destrucción”, agregó el papa.

Minutos después, el papa desplegó una bandera ucraniana ante los miles de fieles reunidos en la sala Pablo VI. “Esta bandera viene de la guerra, de la ciudad martirizada, Bucha”, dijo Francisco, en presencia de varios niños ucranianos y antes de besar la bandera, visiblemente ennegrecida.

El momento en que el Papa besa la banderaEl momento en que el Papa besa la bandera

Es la primera declaración del papa tras el reciente descubrimiento de decenas de cadáveres en Bucha, a las puertas de Kiev, tras la retirada de las tropas rusas. Las imágenes han provocado la conmoción y condena internacionales.

Durante su audiencia, Francisco también lamentó el escaso alcance de las organizaciones internacionales frente al conflicto. “Tras la Segunda Guerra Mundial intentamos fijar las bases de una nueva historia de paz, pero desgraciadamente, la vieja historia de las potencias rivales se ha perpetuado. Y en la guerra actual en Ucrania somos testigos de la impotencia de las organizaciones internacionales”, dijo el Papa, que se ha dicho dispuesto a ir a Kiev.

El Papa afirmó que la bandera llegó desde Bucha (Reuters)El Papa afirmó que la bandera llegó desde Bucha (Reuters)

“Hoy se habla a menudo de geopolítica, pero lamentablemente la lógica dominante es la de las estrategias de los Estados más poderosos para afirmar los propios intereses extendiendo el área de influencia económica, ideológica y militar”, agregó.

También invitó a subir a algunos niños ucranianos que acaban de llegar a Italia. “Estos niños han tenido que huir y llegar a una tierra extraña esto es uno de los frutos de la guerra. No olvidemos y no olvidemos al pueblo ucraniano. Es duró ser erradicado de tu tierra por una guerra”, añadió mientras entregaba a los pequeños unos huevos de pascua.

Los niños recibieron huevos de Pascua (Reuters)Los niños recibieron huevos de Pascua (Reuters)

Además, también volvió a agradecer al pueblo polaco su acogida a los refugiados ucranianos que huyen de la guerra. “Habéis dado muestras de una extraordinaria y ejemplar generosidad con nuestros ucranianos generosidad hacia nuestros hermanos ucranianos, a los que habéis abierto vuestros corazones y las puertas de vuestras casas. Gracias, gracias por vuestra generosidad”, dijo.

Posteriormente, la cuenta oficial de Francisco publicó en Twitter tres mensajes sobre el tema.

“Las noticias de Ucrania dan testimonio de nuevas atrocidades, como la masacre de Bucha: crueldades cada vez más horrendas, llevadas a cabo contra civiles, mujeres y niños indefensos. Son víctimas cuya sangre inocente grita hasta el Cielo e implora: ¡se ponga fin a esta guerra! ¡Callen las armas! ¡Se deje de sembrar muerte y destrucción! #OremosJuntos. No olvidemos a los niños que han tenido que huir y llegar a una tierra extranjera: este es uno de los frutos de la guerra. No los olvidemos, y no olvidemos al pueblo ucraniano”, indicó.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, acusó a las fuerzas rusas de haber matado civiles en Bucha, pero el Kremlin ha negado cualquier responsabilidad y afirma que las imágenes son un montaje.

Noticias relacionadas