Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Policiales

“Marina vivía de joda”: el indignante testimonio del acusado de matar a una chica de 19 años

Franco Jesús Ramos (27) es juzgado por matar a Marina Da Silva, su pareja. Nueve años después, lo imputan del crimen de la taxista Claudia Benítez (34).

Tres hombres comenzaron a ser juzgados por el crimen de una chica, cuyo cuerpo fue hallado maniatado dentro de un pozo de agua en un barrio periférico de Posadas, en diciembre de 2013. Uno de los acusados era su pareja. Además, está procesado por el homicidio de una taxista, ocurrido hace pocos meses.

Marina Da Silva (19) fue asesinada a golpes tras una fiesta de cumpleaños a la que asistió con su pareja. Su cuerpo fue hallado casi una semana después por unos chicos que jugaban en un descampado del lugar conocido como Campo Bauer.

Las sospechas recaen sobre Franco Jesús Ramos (27), Alejandro “Pili” Da Silva (34) y Juan Ángel Portal (37). Un cuarto imputado, Omar Ramírez, falleció esperando el juicio oral. Pese a que el primero era pareja de la joven y Portal habría mantenido con ella una relación amorosa clandestina, los hombres están acusados del delito de “homicidio calificado por la participación de dos o más personas” y no por “femicidio“.

Las pericias en la escena del crimen de Marina Da Silva (19), en Misiones. Foto El Territorio.Las pericias en la escena del crimen de Marina Da Silva (19), en Misiones. Foto El Territorio.

Los investigadores determinaron que la chica desapareció en la noche del 19 de diciembre de 2013. Apenas el cuerpo fue encontrado, el 31 las sospechas recayeron sobre Ramos. En la casa que compartían, la Policía halló hallaron rastros de sangre en ropas y en un balde con agua.

Al reconstruir las últimas horas de vida de la chica, la Justicia estableció que junto a su pareja había concurrido a la fiesta de cumpleaños de Portal, en una olería (fábrica artesanal de ladrillos), cerca de la costa del río Paraná, propiedad de Ramírez.

Esa noche, la víctima fue salvajemente golpeada y maniatada con el cable de un equipo de música. Luego, colocaron en un bolso una piedra de 30 kilos y lo ataron al cuerpo antes de arrojarlo en un profundo pozo en desuso.

De la investigación surgió que Marina Da Silva tenía una relación sentimental paralela con Portal, compañero de trabajo de su pareja en la olería. En la Justicia sospechan que Ramos fue el autor material del crimen y que entre los imputados hay un pacto de silencio.

Franco Jesús Ramos (27) es juzgado por el crimen de su pareja, Marina Da Silva (19), en 2003. Foto El TerritorioFranco Jesús Ramos (27) es juzgado por el crimen de su pareja, Marina Da Silva (19), en 2003. Foto El Territorio

En un intento por quebrar ese mutismo, la fiscal de Instrucción decidió excarcelar a Portal, Da Silva y Ramírez, pero pidió la preventiva para Ramos, quien estuvo preso hasta 2020, cuando fue liberado por haber superado los plazos fijados para la detención de una persona sin sentencia.

En la primera jornada del juicio, Ramos buscó desvincularse del hecho. Sostuvo que mientras él dormía, Marina salió de la casa y desde entonces no supo más nada de ella. El joven sostuvo que “ella era de irse dos o tres días de joda” y que recién el 26 de diciembre hizo una exposición policial por recomendación de sus familiares.

Tras negar que estuviera al tanto de la infidelidad de su pareja, Ramos insistió en que Marina “era de desaparecerse, salía con sus primas que siempre estaban de joda. Marina vivía de joda, la mamá le daba plata para que salga. Yo siempre le daba plata también”, afirmó.

El imputado reconoció que la pareja tuvo algunos crisis, pero que jamás la agredió físicamente. Y que si se hubiera enterado de la relación amorosa entre Marina y Portal, “me iba a separar”, dijo el hombre, que tuvo una hija con la víctima.

Qué declaró el amante

Portal, por su parte, admitió la relación con la joven pero aseguró que no tuvo ninguna responsabilidad en el homicidio. Y dijo que no podía explicar cómo apareció en su casa el chip del celular de la víctima.

La psicóloga Cintia Beyer, de la Secretaria de Apoyo en Investigaciones Complejas (SAIC) del Poder Judicial, sostuvo que la mamá de Marina le comentó que su hija “tenía una relación conflictiva con su pareja”.

“El día 20 de diciembre, Isabel (madre de Ramos) le mandó un mensaje a la mamá de Marina y le dijo que ellos habían estado discutiendo. Ella decía que quería terminar la relación porque sufría violencia por parte de Franco”, indicó.

Ramos también está acusado de haber asesinado a la taxista Claudia Benítez (34), hecho que ocurrió el 17 de mayo pasado. El joven fue vinculado al crimen luego que vendiera el celular de la mujer a un adolescente. Por ese entonces estaba excarcelado, esperando el juicio por el homicidio de su pareja.

Claudia Elizabet Benítez (34) era taxista en Posadas. Primero hallaron su auto incendiado y luego su cadáver en un pozo.Claudia Elizabet Benítez (34) era taxista en Posadas. Primero hallaron su auto incendiado y luego su cadáver en un pozo.

Noticias relacionadas