Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Policiales

Crimen por la herencia: “Son insoportables”, la queja de los presos que obligó a trasladar a los hijos del empresario asesinado

Luis y José Maillo están detenidos por el homicidio de Vicente, su padre. Además ya no los defiende Carlos Telleldín: no pueden pagarle.

“Son insoportables. Que se los lleven”. Los presos del Anexo 5 de la Alcaidía de Río Gallegos les pidieron de esta forma a las autoridades del penal que trasladen a los hermanos Luis (26) y José Maximiliano Maillo (37) después que mantuvieron numerosas peleas y conflictos dentro de ese sector.

Para evitar mayores problemas, se decidió llevarlos a la Unidad Penitenciaria 15 por orden de la Secretaría de Ejecución Penal. Los hermanos cumplen una condena a prisión perpetua por haber sido hallados culpables del asesinato de su padre, Vicente Maillo (63), ocurrido el 17 de noviembre de 2017.

También fue condenada a perpetua su esposa, Susana Reina (57). Entre los tres planearon el asesinato, junto a la madre de Reina, María del Carmen Espiritoso (83), fallecida en octubre de 2019. Los jóvenes eran en realidad hijos de otra relación de Reina. Maillo los reconoció y les dio su apellido.

Pero no fue esta la última novedad para la familia: su abogado defensor, Carlos Telleldín (aquel que estuvo vinculado al atentado a la AMIA pero fue absuelto el año pasado), decidió renunciar: ya no le pagaban. Ahora está a cargo el defensor oficial Emir Charif Sat.

Maillo junto a su esposa y su hijo Luis. En otros tiempos, de vacaciones/Archivo

Maillo junto a su esposa y su hijo Luis. En otros tiempos, de vacaciones/Archivo

“Son cuestiones de dinero, Ya no pueden costearlo”, dijeron fuentes de tribunales respecto al apartamiento de Telleldín de la defensa de la familia.

Por el crimen también está detenido y condenado con la misma pena Cristian Etchabarne, de 25 años, sindicado como el sicario contratado por la familia para que mate a Vicente, un comerciante muy apreciado en Río Gallegos.

La estrategia del abogado era hacer responsable a Reina del asesinato y desligar a sus dos hijos. Incluso, este año se hizo un procedimiento para buscar el cuchillo que supuestamente la mujer había utilizado para matar a su marido y que estaba escondido en la casa donde se cometió el crimen. Pero, aunque se encontró un cuchillo, no hubo evidencias que demostraran que fue el arma utilizada para el homicidio.

El crimen

La madrugada del 17 de noviembre de 2017, Vicente fue asesinado de varias puñaladas mientras dormía en su casa ubicada en la planta alta de donde se encuentra uno de sus bazares, en pleno centro de Gallegos.

En un primer momento la familia denunció que se trató de un intento de robo, pero rápidamente y a través de las cámaras de seguridad, la justicia comprobó que en realidad fue un asesinato pergeñado por la familia que había descubierto que Maillo los había dejado fuera de la herencia.

Asi fue como María del Carmen Espiritoso preparó la cena la última noche en que el empresario estuvo con vida. Y de acuerdo a las pericias, le sirvió a Maillo un alimento que contenía un somnífero.

Dormido profundamente (Maillo ya no compartía por entonces la habitación con su esposa), se produjo el ingreso del joven Etchabarne, un sicario que había sido contratado en Buenos Aires por uno de los hijos de Vicente.

Al joven también se lo detuvo a los pocos días del crimen: estaba ligado a la novia de José, quien estudiaba en Buenos Aires.

La casa de Maillo, el lugar donde se cometió el crimen planeado por la familia/Nuevo Día

La casa de Maillo, el lugar donde se cometió el crimen planeado por la familia/Nuevo Día

Después de muchas demoras debido a la pandemia del coronavirus, el juicio a la familia se realizó en marzo pasado en las instalaciones de la Escuela de Policía de Río Gallegos. Un tribunal integrado por Joaquín Cabral, Jorge Yance y Enrique Arenillas, entendieron de manera unánime que la familia había planeado y ejecutado el crimen de Vicente y los condenaron a perpetua.

La muerte de Vicente Maillo causó conmoción en la ciudad capital de Santa Cruz. Era muy querido por la comunidad y también por los empleados de sus negocios a quienes en reiteradas veces les regaló pasajes y estadía para sus vacaciones anuales.

Noticias relacionadas

Aire Libre Acebal