Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Coronavirus

Del fiasco a un trámite sencillo: cómo hizo Francia para acelerar el proceso de vacunación contra el COVID-19

Desde el miércoles pasado, todos los mayores de 18 pueden buscar una cita para el día siguiente. Con algo de paciencia, Infobae pudo comprobar cómo todos los franceses logran inmunizarse y tener cargado el código QR que les permitirá moverse sin restricciones.

Empezó siendo un fiasco pero finalmente la campaña de vacunación contra el COVID-19 tomó impulso en Francia como en resto de la Unión Europea (UE). Una semana atrás, el gobierno de Emmanuel Macron, dispuso que todas las personas mayores de 18 años pueden ahora hacer una cita para el día siguiente. Con algo de paciencia y predisposición, todos pueden encontrar un turno disponible y vacunarse.

En la práctica, los que no quieren esperar a la apertura total de la vacunación en junio, pueden hallar dosis que no encontraron beneficiarios entre los franceses de 50 años o más o entre los jóvenes de 18 a 49 años que padecen comorbilidades, el grupo que actualmente tiene la prioridad para inmunizarse.

Según cifras publicadas por Our World in Data, en el Francia unas 32,8 millones de personas (sobre una población de 68.011.000) han recibido al menos una dosis. Además, 9,91 millones (14,9%) están ya completamente inoculadas.

La estrategia de vacunación, que recibió un nuevo impulso el 6 de mayo de parte del presidente Macron, tiene como objetivo que no se pierda ninguna dosis y se use todo el vial. Además, sumado a la elección prioritariamente por los desarrollos de ARN mensajero, Pfizer/BioNTech y Moderna, que mostraron una alta eficacia en la primera aplicación, la decisión estaría anticipando avances significativos en la lucha contra la pandemia por coronavirus.

¿Cómo alcanzar la vacuna sin ser paciente prioritario?

Lo primero, aclaran las autoridades, es posible vacunarse sin sacarle un turno a nadie: este procedimiento consta en evitar que se pierdan dosis del suero anti COVID. Para lograr la cita, los franceses, o quienes residan en Francia, deben ingresar a un aplicación muy tradicional de turnos del país, “Docto Lib”, y escribir en el buscador “vacunación COVID 19”.

A través de una geolocalizador, y señalando la dirección donde uno se encuentra, al oprimir sobre buscar, se encontrará la posibilidad de seleccionar la categoría “personas mayores de 18 años para citas disponibles mañana por la noche”. A continuación, luego de una validación, se encontrarán franjas horarias y habrá que ir intentando hasta dar con una cita vacía.

Los beneficiarios deben completar un cuestionario previo de 30 preguntas vinculadas a factores de riesgo, alergias, enfermedades preexistentes, como así también sobre posibles infecciones por coronavirusLos beneficiarios deben completar un cuestionario previo de 30 preguntas vinculadas a factores de riesgo, alergias, enfermedades preexistentes, como así también sobre posibles infecciones por coronavirus

Cada vez que se intente, sin éxito, el sitio especificará que “no hay cita de vacunación disponible en este lugar para mañana por la noche”.

Con insistencia y algo de paciencia, se pueden encontrar diariamente alrededor de 20.000 espacios sin beneficiarios. Claro que la búsqueda puede llevar también a aceptar viajar a las afueras de la ciudad de residencia, si uno realmente tiene prisa o muchos deseos de inyectarse.

Una lista de espera digital

Otras opciones, que marcan la vuelta que le encontraron los franceses, es el avance de otras plataformas. Puesta en funcionamiento el 30 de marzo, “Covidliste” es un sitio que conecta a los franceses que acepten subir sus datos de contacto y centros de vacunación con dosis no utilizadas. El sistema, a partir de trazabilidad y algoritmos, logra que tras una cancelación se otorgue la chance desperdiciada a un nuevo beneficiario.

Para los creadores, dos desarrolladores informáticos, Martin Daniel Mathieu Ripert, que trabajaron en colaboración con Antoine Roux, neumólogo del hospital Foch en Suresnes (Hauts-de-Seine), esta plataforma es básicamente una lista de espera, que busca coincidencias. Una especie de agencia de parejas on line.

ChronodoseCovidTrack, Quick My Dose, son otros sistemas que ayudan para lograr el “golpe”. Motores de búsqueda que utiliza sitios oficiales, instituciones, sistemas de farmacias y otros lugares donde se distribuyen y aplican las vacunas. Si queda una dosis, se genera un turno de manera automática y gratuita.

Otro dato importante, y en el que coinciden prácticamente todas las herramientas, es en la descripción de las vacunas disponibles, es decir, qué inyección de las aprobadas por la Agencia de Medicamentos Europeas (EMA) hay en stock y que cantidad de citas: Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca o Johnson & Johnson.

¿Se puede elegir la vacuna?

En un dictamen hecho público el miércoles 12 de mayo, la Agencia Nacional para la Seguridad de los Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM) de Francia confirmó la posición adoptada en el país.

Las vacunas de AstraZeneca Johnson & Johnson (una sola dosis) deben continuar para ser entregadas a “poblaciones mayores” (más de 55 anos), en las que la relación beneficio / riesgo es “particularmente marcada”

Según la recomendación sanitaria, las personas entre 18 y 54 años solo serán vacunada con los desarrollos de Pfizer-BioNTech y Moderna.

Otras de las reglas de las autoridades de salud pública indica que la segunda dosis se dará en el centro donde se hizo la primera inyección, para “no desestabilizar el sistema de asignación de dosis”.

La fecha de la segunda inyección debe tomarse “dentro de los 42” posteriores a la primera para las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna o “12 semanas” en el caso de la vacuna AstraZeneca, recuerda el gobierno.

¿Cómo es la experiencia de la vacunación?

Infobae asistió al Centro de Vacuna Conflans en Saint-Honorine, a 30 minutos de la Torre Eiffel en París, para recibir la administración de una dosis: es un trámite sencillo que puede demandar alrededor de media hora.

Recibidos por personal auxiliar del sitio de vacunación, y llamando puntualmente a los concurrentes con citas previas, los beneficiarios deben completar un cuestionario previo de 30 preguntas vinculadas a factores de riesgo, alergias, enfermedades preexistentes, como así también sobre posibles infecciones por coronavirus.

Luego de completar la declaración, se espera una entrevista con un médico generalista, quien interroga e informa al paciente, e incluso puede hacer observaciones y controles, como la presión arterial. Una vez que termina la consulta, de inmediato, en alguno de los boxes asignados, un auxiliar sanitario aplica la inyección.

En un área de espera, los médicos observan las primeras reacciones para liberar a la persona pasados unos 15 minutos. En ese momento reciben la documentación pertinente que refleja la vacunación. Un código QR permite escanear y remitir la información al sistema de rastreo #ToutsAntiCovid y actualmente, susceptible de ser el certificado de movilidad o pase verde, que espera ser la norma europea para chequear la situación personal frente al Covid 19. Algunos otros pacientes, pueden recibir un SMS a su teléfono móvil, para así vincularlo al sistema.

Finalmente, la documentación ya suministra un turno para la segunda dosis, al tiempo que la aplicación “Docto Lib” deja la opción para la posible tercera inyección, que se especula llegue en el otoño europeo.

Noticias relacionadas

Aire Libre Acebal