InicioCienciaDespués de 70 años habrían resuelto el misterio del "Monstruo de Tully"

Después de 70 años habrían resuelto el misterio del “Monstruo de Tully”

Hace 70 años se encontraron fósiles del monstruo pero no se sabía que era. Ahora los científicos llegaron a la verdad.

El estudio más completo hasta la fecha de una misteriosa criatura que vivió hace 300 millones de años ha dictaminado que, después de todo, no tenía huesos.

Desde su descubrimiento hace casi 70 años, la verdadera naturaleza de Tullimonstrum gregarium, también conocido como el monstruo de Tully, ha confundido a los científicos. Los estudios decían que era un vertebrado o un invertebrado, con un vaivén que se ha prolongado durante años.

Un fósil del Tullimonstrum gregarium en el Museo de Historia Natural de Milano (Wikipedia).Un fósil del Tullimonstrum gregarium en el Museo de Historia Natural de Milano (Wikipedia).

“Creemos que se ha resuelto el misterio de que sea un invertebrado o un vertebrado”, dice el paleontólogo Tomoyuki Mikami, de la Universidad de Tokio en el momento del estudio, ahora en el Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia de Japón, informa Science Alert.

“Con base en múltiples líneas de evidencia, la hipótesis de los vertebrados del monstruo de Tully es insostenible. El punto más importante es que el monstruo de Tully tenía una segmentación en la región de su cabeza que se extendía desde su cuerpo. Esta característica no se conoce en ningún linaje de vertebrados, lo que sugiere una afinidad con los no vertebrados”.

Una bestia marina muy extraña

Se han encontrado numerosos especímenes de monstruos Tully fosilizados desde que el cazador de fósiles Francis Tully tropezó con el primero en el yacimiento fósil de Mazon Creek en Illinois en 1955, y pintan una imagen de una bestia marina verdaderamente extraña.

Con una longitud de hasta 15 centímetros, el monstruo Tully tenía un cuerpo con aletas parecidas a sepias en la cola, ojos que sobresalían de los tallos como una barra en la frente y una probóscide larga y delgada que terminaba en lo que parece ser una boca dentada o una garra, indica Science Alert.

Una caracterización del monstruo.Una caracterización del monstruo.

Algunas de las características del monstruo de Tully se han interpretado como consistentes con estructuras encontradas en vertebrados marinos cartilaginosos sin mandíbula, como las lampreas.

Otros científicos han argumentado que estas características no pueden interpretarse de manera concluyente como similares a las de los vertebrados. Es un debate que ha ido y venido durante años.

Encontraron la verdad

Para tratar de resolver el problema de una vez por todas, Mikami y sus colegas llevaron a cabo una investigación exhaustiva. Recolectaron más de 150 especímenes de monstruos Tully y más de 70 fósiles de otras criaturas del lecho fósil excepcionalmente detallado de Mazon Creek, y los sometieron a escaneo láser 3D de alta resolución y tomografía micro computadora de rayos X, dice Science Alert.

Hicieron un estudio cuidadoso de las estructuras que habían sido interpretadas como análogas a las características de los vertebrados. Estas eran características que se habían interpretado como miómeros, o bloques de tejido muscular esquelético; un cerebro trilobulado; cartílago; y radios de las aletas.

El fósil del Tullimonstrum (Ghedoghedo/Wikimedia, CC BY-SA).El fósil del Tullimonstrum (Ghedoghedo/Wikimedia, CC BY-SA).

Dado que el monstruo Tully es tan diferente a cualquier criatura que viva en la Tierra hoy en día, no sorprende que los científicos hayan luchado por descubrir dónde encaja.

Habiendo encontrado que es un invertebrado, el siguiente desafío para el equipo es descubrir qué tipo de invertebrado era: ¿un invertebrado parecido a un vertebrado, como una lanceta ? ¿O está más cerca de los gusanos y los caracoles?, informa Science Alert.

Uno de los posibles aspectos del monstruo de Tully (Nobu Tamura/Wikimedia, CC BY-SA).Uno de los posibles aspectos del monstruo de Tully (Nobu Tamura/Wikimedia, CC BY-SA).

Dos cosas están muy claras: el monstruo Tully ni siquiera ha estado cerca de revelar todos sus secretos. Y nuestro planeta Tierra tampoco: ¿cuántas rarezas como el monstruo de Tully se han perdido con los estragos del tiempo?.

“Había muchos animales interesantes que nunca se conservaron como fósiles”, dice Mikami.

“En este sentido, la investigación de los fósiles de Mazon Creek es importante porque proporciona evidencia paleontológica que no se puede obtener de otros sitios. Se necesita más y más investigación para extraer pistas importantes de los fósiles de Mazon Creek para comprender la historia evolutiva de la vida”.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS