InicioEconomiaEl dólar blue ya tocó los $400, pero en el año subió...

El dólar blue ya tocó los $400, pero en el año subió menos que la inflación: ¿qué puede pasar?

Con el salto de la última semana, el paralelo acumula poco más de 12% desde que empezó 2023, bastante por detrás de la inflación que acumuló 21,7% en el primer trimestre.

El mercado cambiario volverá a operar este lunes con la atención puesta en la performance que pueda alcanzar el agro en la segunda semana del “dólar soja 3” y ante un segmento paralelo donde el dólar aparece más demandado y eso se tradujo en los precios. El viernes, el blue cerró en $400, su marca nominal más alta en la historia, mientras que el MEP y el contado con liquidación terminaron en $398 y $404, respectivamente.

La expectativa de la City es que con el correr de las ruedas el mecanismo de liquidaciones del agro se aceite y el Banco Central pueda recuperar en parte su posición compradora, al menos por estos 45 días de mayor oferta en el mercado. La semana pasada, el Central consiguió comprar unos US$ 300 millones en el mercado, con lo que redujo su saldo negativo de este mes.

Como el precio fijado para el dólar soja no se modificará hasta que se termine esta tercera fase del programa, la aceleración inflacionaria puede jugar a favor para que los productores aceleren su ritmo de liquidación.  “Mientras más exitoso sea el programa en términos de liquidación, si bien traerá mayor calma en el frente externo, traerá consigo una mayor inyección de pesos, tal como sucedió en las ediciones anteriores”, advirtió el economista de GMA Capital, Nery Persichini.

Al mismo tiempo, el 7,7% que informó el INDEC respecto a la suba de precios en marzo no hace más que complicar el panorama cambiario, ya que si bien el Banco Central elevó el ritmo diario de devaluación, el desfasaje con el resto de los precios de la economía hacen que el precio de la moneda estadounidense en sus diferentes cotizaciones luzca “barato”.

Con el salto de la última semana, el dólar blue acumula en la calle una suba de poco más de 12% desde que empezó el año, bastante por detrás de la inflación que se acumuló desde finales de 2022, que alcanzó el 21,7% en el primer trimestre.

Algo similar sucede con las cotizaciones financieras: luego de las últimas modificaciones a la compra de bonos relacionadas con la operación del contado con liquidación, el llamado dólar cable, el alza de esta cotización, la que usan las empresas para dolarizarse, es de poco más de 17% desde enero, inferior a la que tuvieron el resto de los precios de la economía.

“En la carrera nominal los precios han tomado nuevamente la delantera, dejando atrás a las tasas de interés, el tipo de cambio oficial y a los salarios”, advirtió la consultora Delphos Investment en su último reporte semanal. Mientras que los sindicatos ya negocian ajustes paritarios cada tres meses, el Banco Central decidió el jueves pasado no expedirse respecto de su tasa de política monetaria.

La expectativa es que el organismo que preside Miguel Pesce tenga que convalidar una nueva suba de tasa de referencia a partir de esta semana, como para mantener dentro de un eje las variables financieras e intentar arrimarse a la meta de tasas reales positivas que fue planteada con el Fondo.

La tasa podría aumentar por lo menos 200 puntos básicos, para pasar del 78% de TNA actual al 80% de Tasa Nominal Anual. Sin embargo, en el mercado advierten que para superar el pico inflacionario del 7,7% mensual, el organismo debería hacer un ajuste mayor, de 500 puntos.

“El recalentamiento de los precios deja al Banco Central con la necesidad de acelerar la devaluación del tipo de cambio oficial y probablemente también subir las tasas de interés si tomamos en cuenta que la inflación de abril estaría cerca del 7% mensual“, sumaron en Delphos y advirtieron que ambas estrategias también contienen un componente inflacionario.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS