InicioEconomiaEl dólar soja comenzará más tarde y tendrá vigencia por 45 días

El dólar soja comenzará más tarde y tendrá vigencia por 45 días

Buscan captar más divisas con soja que se sembró más tarde. Siguen los tironeos con los exportadores por el valor de ese tipo de cambio. El puerto de Rosario está paralizado por la falta de mercadería a la espera de ese dólar.

La resurrección del dólar soja deberá esperar hasta después de las Pascuas. El Gobierno lo pondrá en marcha recién a fines de la semana próxima por un plazo de 45 días hasta fines de mayo. De esa manera, el nuevo régimen cambiario con un valor que podría acercarse a los $ 300 tendrá una vigencia mayor a las dos versiones anteriores, en un nuevo intento por sumar divisas ante el drenaje acelerado de reservas y el impacto de la sequía.

Sergio Massa anunciará la medida este miércoles en la antesala del fin de semana largo. El ministro de Economía regresó el sábado de Washington, donde logró flexibilizar las metas de acumulación de reservas y obtuvo el aval del FMI para reeditar un dólar para el campo que permita evitar una devaluación brusca o un desdoblamiento cambiario. Allí, anticipó un dólar soja por 30 días desde este lunes y otro para las economías regionales por 90 días.

Los tironeos con los exportadores, sin embargo, forzaron algunos cambios en las últimas horas. En despachos oficiales saben que la siembra se retrasó y que los primeros lotes muestran rendimientos peores a los esperados. Por ello, las últimas proyecciones recortaron la cosecha de soja de la actual campaña a 20 millones de toneladas. Esa situación llevó a las autoridades a demorar el inicio de la medida y conceder un plazo mayor al previsto inicialmente.

El otro frente que acecha al gobierno es la caída de la recaudación y el desplome de la oferta de dólares del agro a la espera de un nuevo incentivo. Según la cámara de la industria aceitera (CIARA), se liquidaron US$ 1.228,6 millones el mes pasado, el segundo marzo más bajo desde 2020. En ese contexto, el Banco Central se desprendió este miércoles de US$ 259 millones y de más de US$ 3.200 millones en el año.

Massa aspira a tapar ese agujero con la exportación de US$ 15.000 millones entre abril y septiembre, mientras que en la industria esperan un resultado menos auspicioso. No obstante, todavía resta definir el nivel del nuevo dólar soja. La idea en es un valor entre un 30 y 35% superior al dólar oficial del Banco Nación para compensar las retenciones del 33%, lo que supone un tipo de cambio de entre $ 281 y 292, pero el agro pide un precio arriba de $ 300.

El ministro tiene premura para arribar a un acuerdo. Desde el jueves de la semana pasada, el mercado de granos en Rosario quedó paralizado a la expectativa de que arranque un tipo de cambio más alto. Desde el Gobierno informaron que hoy continuaron las negociaciones y las cerealeras sostienen que Massa tomará decisiones de forma “unilateral”. Las tensiones tienen como trasfondo la sequía más dura en los últimos 60 años.

En la industria proyectan pérdidas por US$ 20.000 millones y ya se preparan para importar entre 8 y 10 millones de toneladas de porotos de soja de Brasil. También hay tironeos con las economías regionales, para las cuales se prevé un tipo de cambio menor al de la soja. El Gobierno apunta a aquellos sectores cuyos productos son en su mayoría destinados a la exportación y no repercuten en la canasta básica, como el maní y el vino.

Para los analistas, el dólar soja -el más relevante- aportará entre US$ 3.000 y US$ 5.000 millones, un alivio temporario que sería acompañado de mayores restricciones a las importaciones para retener divisas. Es que el Banco Central comprará dólares al agro a un valor superior a los $ 280 y los venderá a los importadores a $ 208. En EE.UU, Massa ya anunció cambios para unificar el dólar turista con el de servicios y algunas importaciones.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS