Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aire Libre Acebal

Policiales

El dramático pedido de una pareja de músicos, víctimas del robo de reliquias en su casa

A Pablo Romero (56) y Patricia Valdovinos (60), de La Plata, les robaron dos violonchelos, un bandoneón, un violín y tres estuches.

Pablo Romero (56) escuchó sonar a ese violonchelo y se “enamoró”. Fue hace 12 años, cuando una compañera lo llevó a un ensayo y entonces decidió comprárselo. Supo, poco después, que era francés y tenía más de 100 años. Desde entonces se convirtió en su aliado para clases, conciertos y recitales.

El domingo pasado, poco antes de las 22, entró junto a Patricia Valdovinos (60), su esposa, y se sorprendió que la puerta de su casa , en la calle 73, de Villa Elvira (La Plata) estaba sin llave. La encontró “patas para arriba”.

“Es una casa antigua, tipo chorizo, y lo primero que vimos fue el living, que es donde doy las clases o algunos recitales con mis alumnos. Ahí vimos que no estaban los instrumentos, se los habían llevado todos”, se lamenta Romero, quien fue parte de la Orquesta de Cámara de la Municipalidad de La Plata y durante más de 30 años actuó como solista del Teatro Argentino de La Plata.

El cello francés tiene más de 100 años de antigüedad.

El cello francés tiene más de 100 años de antigüedad.

Además de “no dejar cajón sin revolver”, los ladrones se robaron una notebook, una videocámara con todos los conciertos filmados por la familia, dos violonchelos, un violín, un bandoneón, tres estuches y dos arcos. También, cadenitas y anillos, un televisor y relojes.

“Estoy aterrada desde el domingo, no pude volver a dormir en mi cuarto. Estoy en el living, que es lo que pudimos ordenar hasta ahora. Más allá de lo material, lo que más nos duele es lo que no se puede recuperar. Hace 31 años que vivimos acá y nunca pasó algo así, que se hayan llevado los instrumentos es algo irrecuperable para nosotros“, dice Valdovinos, también música (toca la viola).

Angustiada, la mujer todavía tiene miedo de estar en su propia casa. “Desde el domingo no duermo”, confiesa mientras lamenta que su pareja haya perdido su cello.

“Mi viola la dejaron en el baño, paradita, se ve que algo pasó porque también estaban guardando unos vasitos antiguos que colecciona mi marido, que los dejaron a medio quitar en una caja. Se asustaron y se fueron. Nosotros sospechamos que alguien sabía porque vinieron directo a llevarse los instrumentos, tiene que ser alguna mafia que busca este tipo de cosas porque son muy difíciles de vender”, especula.

El matrimonio realizó la denuncia en la comisaría de Villa Elisa y la investigación cayó en manos del fiscal Marcelo Romero, de la UFI N° 6 de La Plata. Si bien la Policía Científica tomó muestras y levantó huellas, no hay indicios de los asaltantes.

Fueron varios, estamos seguros. Y actuaron con tiempo porque se llevaron todo, y cosas muy voluminosas. Los vecinos no escucharon nada, estaban sorprendidos porque tuvieron que haber estado un largo rato sin que nadie los viera”, reconstruyó Patricia, que está jubilada.

El estuche plateado del violonchello robado a una pareja de músicos de La Plata.

El estuche plateado del violonchello robado a una pareja de músicos de La Plata.

Para Pablo, su violonchelo es “todo” para desarrollar su actividad como docente y para dar conciertos. Con ayuda de sus alumnos, iniciaron una campaña en redes sociales con la intención de ofrecer una recompensa y recuperar sus instrumentos.

“La cuestión no es el valor que tiene el instrumento, sino que es insustituible. Los instrumentos de cuerda son únicos, cada uno es diferente, incluso del mismo luthier. Los músicos vamos viendo cuál se siente mejor, con el que uno se identifica o se siente mejor. Es muy artesanal, muy propio”, explica Romero con pasión.

En 2013 la familia sufrió la inundación que afectó a la ciudad de La Plata. “Perdimos una camioneta que se la llevó el agua, por suerte no entró a nuestra casa. Pero compramos otra con el seguro y se terminó. Esto es diferente, es irrecuperable tu instrumento porque es tuyo y es parte de vos. Tenemos esperanza de que los podemos recuperar”, pide Patricia en diálogo con Clarín.

El violonchelo tiene un valor "insustituible" para las víctimas.

El violonchelo tiene un valor “insustituible” para las víctimas.

El cello es francés, tiene una etiqueta de Alcide Gavatelli y Puntal Tortelier. Estaba dentro de un estuche bam Hightech plateado con apliques negro y dos arcos, además de otros dos estuches rojos.

Pablo, que fue fundador y parte del cuarteto de la Universidad Nacional del Noroeste, también incursionó en el tango y el bandoneón. El que le robaron era un doble A, de los años ’20, al que le faltan las liras de los vértices y que en 2007 había sido restaurado por el músico y luthier Julio De Ángelis.

“Buscamos en anticuarios, casas de música, en ferias de antigüedades, cualquier lugar en el que puedan querer revenderlos, estamos esperando que nos avisen porque tengo esperanzas de recuperarlo”, se confía Pablo.

El músico, víctima del robo.

El músico, víctima del robo.

Noticias relacionadas

Aire Libre Acebal