Connect with us

Hi, what are you looking for?

Medio Ambiente

En un mundo que se calienta anticipan un clima salvaje

El vórtice polar está experimentando una perturbación inusualmente larga este año debido a un “calentamiento repentino de la estratosfera”.

El duro clima invernal se está abriendo paso por todo Estados Unidos, con un aire amargamente frío que golpea el noreste y tormentas de nieve que se esperan a lo largo de la costa este la próxima semana.

Los pronósticos predicen que Chicago puede recibir varios centímetros de nieve. Y entre 15 y 20 centímetros de nieve podrían caer a lo largo del corredor de la I-95 desde Washington a través de Nueva York y hasta Boston,  entre el lunes y el martes.

Una  ola de frio polar histórico azotará America del Norte como en 2019. REUTERS/Lindsay DeDario

Una ola de frio polar histórico azotará America del Norte como en 2019. REUTERS/Lindsay DeDario

“Finalmente, el invierno ha hecho su aparición aquí en el noreste”, dijo Greg Carbin, jefe de operaciones de previsión del centro de predicción meteorológica del Servicio Meteorológico Nacional.

Las perturbaciones del fenómeno de la alta atmósfera conocido como vórtice polar pueden enviar ráfagas de hielo desde el Ártico hacia las latitudes medias, enfriando a Europa, Asia y partes de Norteamérica.

La perturbación y sus efectos han persistido durante un tiempo inusualmente largo este año, dijo Jennifer Francis, un científico principal en el Centro de Investigación Climática Woodwell, con dos interrupciones del vórtice polar en lo que va del año y potencialmente un tercero en camino.

Se está investigando la interacción de los complejos factores que provocan las ráfagas del vórtice polar, pero el cambio climático parece formar parte de la mezcla.

Aunque el calentamiento se traduce en inviernos más suaves en general, “el lema de las tormentas de nieve en la era del cambio climático podría ser: ‘Sé grande o desaparecé‘”, dijo Judah Cohen, director de previsiones estacionales de Atmospheric and Environmental Research, una empresa que proporciona información a sus clientes sobre el tiempo y los riesgos relacionados con el clima.

En Estados Unidos ya se han producido fuertes nevadas en Sierra Nevada y en las Grandes Llanuras en la última semana.

A principios de este mes, Madrid quedó sepultada bajo un pie y medio de nieve paralizante, y partes de Siberia sufrieron una ola de frío inusualmente prolongada con temperaturas de 40 grados bajo cero – y una zona registró una temperatura de casi 73 bajo. (El verano pasado, algunas de las mismas zonas experimentaron un calor récord).

El clima salvaje tiene su origen en el calentamiento del Ártico.

La región se está calentando más rápido que el resto del planeta, y las investigaciones sugieren que el aumento de las temperaturas está debilitando la corriente en chorro, que rodea el polo y generalmente mantiene el aire helado.

A principios de enero, una oleada de calentamiento repentino afectó a la estratosfera polar, la zona situada entre 8 y 50 km por encima de la superficie del planeta.

Cuando se produce uno de esos “calentamientos súbitos de la estratosfera”, se da un golpe al vórtice polar que puede hacer que el aire del Ártico se desplace y se abra paso a través de la atmósfera hasta llegar a las personas que de repente tienen que abrigarse y sacar sus palas.

Amy Butler, investigadora del Laboratorio de Ciencias Químicas de la NOAA, ofreció una analogía: “Imagínate un cuenco de agua en movimiento o una taza de café que acabas de remover. Si de repente pones una cuchara en el agua y bloqueas el flujo arremolinado justo en la parte superior, empezará a ralentizar o perturbar el agua que hay debajo”.

Aunque las pruebas científicas que apoyan el cambio climático son indiscutibles, la conexión entre el cambio climático y las alteraciones en la estratosfera no está tan asentada.

Cohen fue uno de los autores de un artículo publicado el año pasado en la revista Nature Climate Change, en el que se analizaban los datos de invierno entre 2008 y 2018.

El equipo encontró un fuerte aumento de las tormentas invernales del noreste en la década anterior. “El clima invernal severo es mucho más frecuente cuando el Ártico es más cálido”, dijo Cohen.

Butler, sin embargo, dijo que a través del registro histórico completo, que se remonta a 1958, “no hay indicación de una tendencia a largo plazo” en las interrupciones del vórtice polar.

Los patrones meteorológicos que afectan al vórtice “se producen de forma natural incluso en ausencia de cambio climático”, con algunas décadas en las que no se producen interrupciones y otras en las que se producen casi todos los años.

Para Francis, científico del Centro de Investigación Climática de Woodwell, la influencia del cambio climático en estos fenómenos es inevitable, aunque todavía algo misteriosa.

“Estamos cambiando el planeta de forma tan dramática e incontrovertible”, dijo.

“La atmósfera es diferente ahora. La superficie de la Tierra es diferente ahora. Los océanos son diferentes ahora. Así que debe haber algunas conexiones que aún están por descubrir a medida que investigamos más sobre el vórtice polar estratosférico”.

Sin embargo, lo que ocurra en los próximos días -especialmente en el noreste- está cada vez más claro, aunque es difícil predecir con antelación dónde caerá la nieve y a qué profundidad.

“El frío va a llegar a pesar de todo”, dijo Cohen, “y a alguien le va a caer nieve”.

También te puede interesar

Policiales

Ocurrió esta mañana en Boulogne. El conductor de la formación declaró que vio a la víctima y al victimario forcejear antes del hecho. El...

Economia

Las consultoras empiezan a medir lo que fueron los precios en la primera quincena y señalan que los valores se aceleraron. Diciembre, con 4%,...

Nacionales

El Buque “Afonso de Albuquerque”, de Jan De Nul, alcanzó el 100% de tripulación argentina. Jan De Nul, la compañía familiar de origen belga,...

Nacionales

“Cuando el trabajador se juega la vida y no puede pagar el alquiler, eso no se puede tolerar”, exigió el personal de la salud....