InicioPolicialesLa eterna lucha de Gustavo Melmann por su hija Natalia: "Es probable...

La eterna lucha de Gustavo Melmann por su hija Natalia: “Es probable que esté muerto cuando se descubra todo”

Este miércoles habrá sentencia contra Ricardo Panadero, el ex sargento de la Bonaerense acusado de matar a la chica en 2001. Otros tres recibieron perpetua, pero aún falta identificar a un quinto violador.

Gustavo Melmann (67) ya lleva más de dos décadas con el dolor a cuestas, pero no afloja. El cartel de “Justicia por Natalia” nunca dejó de estar colgado en su pecho. Tampoco en el de Laura Calampuca (66), la mamá de sus cuatro hijos. Nicolás (42), Nahuel (39) y Lucía (28), los hermanos de “Naty”, los acompañan y luchan a su modo.

Natalia (15), la tercera hija del matrimonio, encontró un horrendo final en la mañana del 4 de febrero de 2001 en Miramar. Parece mentira, pero 22 años después la familia sigue mendigando justicia: este miércoles se conocerá el veredicto contra el ex sargento de la Bonaerense Ricardo Panadero (63), absuelto en 2018 y juzgado nuevamente por el crimen.

Panadero no formó parte del juicio en el que sus colegas Oscar Echenique (63), Ricardo Anselmini (55) y Ricardo Suárez (60) fueron condenados a prisión perpetua, en septiembre de 2002.

Ricardo Panadero es el cuarto oficial de la Bonaerense implicado en el femicidio de Natalia Melmann. Foto: La CapitalRicardo Panadero es el cuarto oficial de la Bonaerense implicado en el femicidio de Natalia Melmann. Foto: La Capital

La indefensa chica salió del boliche Amadeus cuando la interceptó Gustavo “El Gallo” Fernández, quien la obligó a subir a un patrullero de la Policía, cerca de las 7, y la entregó para hacerle lo que quisieran.

“Naty” fue llevada a una casa en el extremo sur de Miramar, en el barrio Copacabana, donde fue violada y estrangulada con un cordón de sus zapatillas por cinco hombres.

Natalia Melmann tenía 15 años.Natalia Melmann tenía 15 años.

Los policías trasladaron luego el cuerpo al vivero Florentino Ameghino, donde fue hallado semienterrado cuatro días después.

“Cuando me estaba despertando hoy, estaba soñando que eran chiquitos y me despierto viendo cómo la vida se pasó“, le dice Melmann a Clarín, con la voz pausada.

Natalia siempre está en su memoria, en sus recuerdos, pese a que se la llevaron tan rápido, de manera tan cruel.

Gustavo Melmann y Laura Calampuca, unidos por el dolor y una lucha incansable.Gustavo Melmann y Laura Calampuca, unidos por el dolor y una lucha incansable.

“Creo que hay la prueba suficiente como para condenarlo a Panadero”, sostiene el papá de Natalia, quien señala que en el cuerpo de la adolescente encontraron “un vello pubiano que arroja un 97,5 de probabilidades de que sea de él; no da más porque las bacterias comieron el ADN de ese vello pubiano, sino habría un 100%, y lo que se cotejó de los otros intervinientes da un 100%”.

La familia se había mudado de Buenos Aires a Miramar en 1991. “Fuimos para tener una mejor calidad de vida, para tener nuestro lugar en el mundo, para que nuestros hijos vivieran con plena libertad“, remarca Melmann, quien se volvió a Capital tras sufrir numerosas amenazas e intimidaciones por parte de la Policía. Los asesinos estaban a pocos metros, porque les dieron salidas transitorias.

Gustavo "El Gallo" Fernández, en el juicio de 2002.Gustavo “El Gallo” Fernández, en el juicio de 2002.

“Después de 22 años, a Natalia la tenemos viva en la lucha de la gente”, se reconforta el papá de la víctima, quien comenta que sus hijos afrontaron “con mucho dolor” lo que pasó con su hermana, “como pudo cada uno: uno de ellos se fue afuera, mi hija está viviendo en Buenos Aires, Nahuel está viviendo en otra ciudad también”.

“En Miramar vivimos muchas amenazas, mucha carroña, mucho desprestigio sobre la familia. Nos tiraban los coches encima, nos hicieron vivir momentos muy feos, todos se fueron, inclusive yo me tuve que ir de la ciudad, era insoportable vivir allí“, resalta.

Los ex policías Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez, en el juicio de 2002. Los condenaron a perpetua.Los ex policías Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez, en el juicio de 2002. Los condenaron a perpetua.

En el cuerpo de Natalia encontraron un quinto ADN que, según Melmann, “nunca se investigó”. Por eso, presentaron un escrito en la Suprema Corte de Justicia de la provincia.

Sin embargo, descree que el caso tenga a todos los responsables condenados mientras él esté con vida. “Ahora tengo 67 años, es probable que esté muerto cuando se descubra todo esto“, cierra.

El juicio

El juicio contra Panadero -que había sido absuelto en 2018 pero el fallo fue anulado por Casación- se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de Mar del Plata, integrado por los jueces Néstor Conti, Mariana Irianni y Juan Galarreta.

El día que encontraron el cuerpo. Gustavo Melmann, acompañando el féretro de su hija.El día que encontraron el cuerpo. Gustavo Melmann, acompañando el féretro de su hija.

En la primera audiencia, un testigo de identidad reservada, que tenía 13 años al momento del crimen, aseguró haber visto que cuatro policías subían a la fuerza a la adolescente de 15 años a un patrullero en el cruce de calles 6 y 35.

La fiscal es Ana María Caro y los abogados de la familia de la víctima son Federico Paruolo y Yamil Castro Bianchi. Todos pidieron perpetua.

La defensa particular de Panadero está a cargo de Lautaro Resúa, quien solicitó la “libre absolución” del ex policía. Este miércoles, a partir de las 10.30, se sabrá su suerte. Y si la familia Melmann-Calampuca puede tener un respiro en esta lucha que conmueve.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS

Aire Libre Acebal