InicioPolicialesLa Justicia ordenaría la detención de los otros 32 dueños de las...

La Justicia ordenaría la detención de los otros 32 dueños de las tarjetas que tenía Chocolate Rigau

  • La Fiscalía ahora avanzaría contra los demás propietarios de los plásticos que el puntero massista usaba para recaudar la plata de los contratos de la Legislatura bonaerense.

El esquema de corrupción sería transversal en el poder político bonaerense. Quizás por eso, ningún líder de las diferentes bancadas de la Legislatura provincial quiere hablar del escándalo de Chocolate Rigau.

“Para decirlo más simple, acá morfan todos o casi todos. La Legislatura gasta unos $62.000 millones anuales. El 90% se gasta en sueldos. Nadie sabe bien, pero allí deben trabajar unas 5.000 personas. Es decir, tiene más presupuesto y empleados que la inmensa mayoría de los 135 Municipios de la Provincia“, describe ante Clarín un jefe del PJ que es y fue jefe de varios diputados y senadores bonaerenses.

El concejal Massita Facundo Albini junto a Chocolate y el resto del espacio político ligado al esquema de corrupción de las tarjetas de empleados ñoquis. El concejal Massita Facundo Albini junto a Chocolate y el resto del espacio político ligado al esquema de corrupción de las tarjetas de empleados ñoquis.

Y agrega: “Es una caja infinita para el afano. Hacé la cuenta: son unos $4.500 millones por mes que los políticos gastan en sueldos. Todo el palacio legislativo está bañado en chocolate“.

Con los massistas Facundo y Claudio Albini en la cárcel (se entregaron este miércoles luego del pedido de captura de la Justicia por sospechar que serían los jefes de Chocolate), un tsunami amaga aparecer con su posible arrepentimiento.

Los Albini podrían contar si los $800 millones que, según el Juez Guillermo Atencio, se habrían quedado sólo en los últimos 3 años, se los entregaban a un “superior”.

Facundo Albini se entregó este miércoles a la Justicia tras el pedido de captura. Facundo Albini se entregó este miércoles a la Justicia tras el pedido de captura.

En la Justicia apuntan a que esa cabeza de la mafia de las tarjetas podría ser el lugarteniente de Sergio Massa en la provincia: el “Turco” Rubén Eslaiman, que además es el Vicepresidente de Cámara de Diputados.

En los próximos días, la fiscal Betina Lacki podría pedir la detención de los otros 32 dueños de tarjetas. Ya se entregaron 9 de los 15 que mandó aprehender.

Aún falta analizar el 10% de las imágenes del teléfono de Chocolate. También se van a peritar los celulares del clan Albini. En la Fiscalía están sorprendidos de que con Chocolate Rigau preso, la Legislatura siguió depositando los sueldos, que con el aumento pasaron de $530.000 a casi $650.000. Recién ayer, el juez de la causa inhibió las cuentas de los contratados.

“Hace tiempo que pedimos al Banco Provincia los movimientos de esas cuentas. Es increíble pero ya fueron todas vaciadas. Se depositaron los sueldos en octubre y noviembre, a pesar del escándalo. Y como desde el 9 de septiembre que detuvieron a Chocolate tenemos las tarjetas de débito de esos supuestos ñoquis, alguien retiró la plata de la caja con sus dni o sacaron la guita por transferencia bancaria a otras cuentas”, señalaron a este diario desde la Fiscalía.

¿Quién es el Turco Eslaiman?

El Turco Eslaiman se conviritió en el principal negociador político de Sergio Massa en la Provincia de Buenos Aires.El Turco Eslaiman se conviritió en el principal negociador político de Sergio Massa en la Provincia de Buenos Aires.

El hombre en cuestión sería Rubén Eslaiman y es el Vicepresidente de la Cámara de Diputados provincial y hombre fuerte del Frente Renovador en la Provincia.

En el teléfono de Chocolate, había varios chats en los que el concejal massista Facundo Albini le recriminaba a Rigau que “rinda” los millones que sacaba con las tarjetas de débito de los ñoquis. En algunas de esas comunicaciones, Albini habría hecho referencia a que un “superior” estaba esperando por ese dinero. Ahí es donde empezó a tomar forma la figura de Eslaiman.

“A los Albini van a tener que pegarles para que se callen. Lo primero que van a hacer cuando estén en cana es contar para quién trabajaban”, señala ante Clarín un importante intendente peronista del GBA, que como la mayoría de sus colegas conocen muy bien el negocio turbio de la tarjetas de la corrupción.

A Eslaiman le gusta vivir entre boliches bailables. Literal. En Juan Domingo Perón al 3.300, el Turco tiene un chalet entre dos discotecas muy conocidas de San Martín.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS