InicioPoliticaPor 10 votos contra 1, echaron al fiscal de San Isidro Claudio...

Por 10 votos contra 1, echaron al fiscal de San Isidro Claudio Scapolan, acusado por corrupción y mal desempeño

Esa fue la decisión del jury por mayoría. Lo inhabilitaron para ocupar cargos públicos y deja de percibir su sueldo de manera inmediata.

En solo dos minutos, que fue lo que duró la lectura del veredicto, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerense destituyó (por mayoría) al fiscal de San Isidro Claudio Scapolan (52) acusado de mal desempeño y graves cargos de corrupción.

De los 11 miembros del tribunal solo uno, la senadora Sofía Vannelli (Frente de Todos) votó a favor de Scapolan. No resultó una sorpresa: Vannelli responde a Sergio Massa – historico apoyo de Scapolan- y fue tambien la única integrante del jury que el año  pasado voto porque el juicio político no se realizara.

Serio, con aire de derrotado, Scapolan entró a la sala de audiencias de la legislatura provincial poco antes de las 17, hora fijada para la sentencia. Desde su silla de acusado escuchó resignado la decisión de los jurados.

El fiscal fue destituido de su cargo por 10 votos contra 1. Foto Mauricio NievasEl fiscal fue destituido de su cargo por 10 votos contra 1. Foto Mauricio Nievas

Estos, además de echarlo, resolvieron su inhabilitación para ocupar cualquier cargo en la Justicia, que cargue con las costas del proceso y que cese de inmediato el pago de su sueldo, que ya desde diciembre cobraba al 60 por ciento.

Los fundamentos ocuparon un fallo de 204 páginas. Un detalle: apenas uno de los 10 miembros de jury que votó por la destitución –el diputado Walter Carusso (Espacio Abierto Juntos)– consideró que sólo había actuado de manera negligente. El resto adhirió a unos fundamentos muchos más duros.

Ahora se abren para él varias instancias de apelación, primero ante la Corte Bonaerense y luego ante la Nacional. Pero ya lo hará sin fueros y en un panorama cada vez mas cuesta arriba.

Scapolan fue, durante años, el hombre fuerte del renunciado fiscal general Julio Novo, cercano al massismo. Novo hoy espera un juicio oral, acusado de proteger a narcos.

El fiscal general de Pergamino, Mario Gómez (en el centro), a cargo de la acusación en el jury de enjuiciamiento. Foto Mauricio NievasEl fiscal general de Pergamino, Mario Gómez (en el centro), a cargo de la acusación en el jury de enjuiciamiento. Foto Mauricio Nievas

Aunque fue denunciado por primer a vez hace casi 8 años recién el pasado 23 de febrero- luego de muchas idas y venidas y de que se excusaran de intervenir en el caso casi todos los jueces bonaerenses posibles- el Jurado de Enjuiciamiento decidió ponerle fecha al jury, que arrancó a las 9 de la mañana del pasado 28 de marzo.

La decisión fue casi unánime. Sólo votó en disidencia la legisladora referente del massismo, sector desde el cual el ex fiscal general Novo, siempre recibieron apoyo. La resolución tiene más de 200 páginas.

Pese a que, de momento, las acusaciones en la Justicia contra Scapolan quedaron (vía Cámara Federal de San Martín) reducidas a un procesamiento firme por “falsedad de instrumento público”, al jury llegó acusado de las conductas por las que en su momento la jueza Sandra Arroyo Salgado pidió que le sacaran los fueros para detenerlo.

El fiscal acusado de corrupción deja de cobrar su sueldo de manera inmediata. Foto Mauricio NievasEl fiscal acusado de corrupción deja de cobrar su sueldo de manera inmediata. Foto Mauricio Nievas

En el jury, Scapolan fue señalado por la fiscalía como jefe de una banda integrada por policías, funcionarios judiciales y abogados dedicada la extorsión, el armado de operativos y la reventa de la droga secuestrada en procedimientos antinarcóticos.

De todo esto lo acusó el procurador de la Corte bonaerense, Julio Conte Grand, en base a las pruebas reunidas en un expediente que tuvo originalmente su inicio en 2016 con una denuncia de la diputada Elisa “Lilita” Carrió. Es decir, que a este veredicto se llegó tras 8 años de trámites.

A la denuncia de Carrió -que durmió durante años- se sumó la investigación realizada por el fiscal federal de San Isidro Fernando Domínguez y la jueza Sandra Arroyo Salgado, esta última finalmente apartada del expediente por orden de la Camara Federal de San Martín.

Luciano Locatelli, defensor de Scapolan, junto al ahora ex fiscal de San Isidro. Foto Mauricio NievasLuciano Locatelli, defensor de Scapolan, junto al ahora ex fiscal de San Isidro. Foto Mauricio Nievas

En diciembre del año pasado, el Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados de la Provincia de Buenos Aires -presidido por la jueza Ana María Bourimborde- decidió suspender a Scapolan e iniciar el camino hacia su juicio político.

Con testigos de todo tipo, este jury duró apenas tres días: arrancó el martes 28 de marzo y concluyó el jueves 30. Al principio se habló de una lista de más de medio centenar de declaraciones testimoniales pero finalmente se redujo mucho.

En las audiencias hubo desde narcos que contaron cómo los policías al mando de Scapolan los saquearon, hasta un policía federal “narco-arrepentido” que se dio vuelta y aseguró haber sido presionado por la jueza Sandra Arroyo Salgado y el fiscal Fernando Domínguez para declarar contra el fiscal de San Isidro.

Las acusaciones contra Scapolan son por mal desempeño y graves hechos de corrupción. Foto Mauricio NievasLas acusaciones contra Scapolan son por mal desempeño y graves hechos de corrupción. Foto Mauricio Nievas

Por esto último, según dijo Scapolan en su alegato, él ya hizo una denuncia por supuestas “coacciones agravadas” en la Justicia Federal de La Plata. El mismo testigo- actualmente preso- fue acusado de falso testimonio por la fiscalía.

A la hora de los alegatos, tanto el fiscal general de Pergamino Mario Gómez (elegido para la tarea de acusar por el Procurador de la Corte Julio Conte Grand) como el defensor de Scapolan, Luciano Locatelli, y el propio acusado desplegaron sus argumentos ante los once miembros del jury. El primero pidió la destitución, los segundos, la absolución.

“En este juicio declararon jueces, fiscales, abogados, víctimas y arrepentidos que se refirieron a la conducta irregular del doctor Scapolán. En los procedimientos dirigidos por el fiscal Scapolan se cometieron delitos tan graves que concluyeron con las nulidades de las causas“, arrancó el fiscal Gómez quien recordó que en un jury tanto los delitos como las faltas son causal de destitución.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS