Connect with us

Hi, what are you looking for?

Internacional

Todo listo para el segundo juicio político a Donald Trump: ¿“Teatro político” o la más grave acusación contra un presidente?

Este martes comenzará en el Senado estadounidense el impeachment contra el ex presidente por incitación a la violencia en el asalto al Capitolio del 6 de enero. Las posturas.

Donald Trump se fue el 20 de enero de la Casa Blanca, pero su figura sigue sobrevolando Washington. Este martes comenzará en el Senado estadounidense el segundo impeachment contra el ex presidente por “incitación a la violencia” en el asalto al Capitolio del 6 de enero, mientras que los abogados del magnate denuncian que el proceso es inconstitucional y se trata de un “teatro político”. Los demócratas, en cambio, señalan que hay una evidencia “abrumadora” contra Trump y que se trata del delito “más grave” que un presidente alguna vez haya cometido.

El juicio es histórico en dos sentidos: por primera vez un presidente será juzgado dos veces (en enero del año pasado Trump fue absuelto por el Senado por el “Rusiagate”) y también es inédito que un mandatario sea sometido a impeachment luego de abandonar la Casa Blanca.

Pero más allá de todo marcará el futuro de Trump y del partido republicano porque el Senado puede también quitarle los derechos políticos y así podría perder la capacidad de presentarse a las presidenciales del 2024, como el magnate había sugerido. Trump ha cosechado una formidable cifra de 75 millones de votos en las últimas elecciones, por lo que cualquier medida en ese sentido sería un movimiento que alteraría dramáticamente el panorama electoral estadounidense.

Los abogados de Trump denunciaron este lunes en una presentación que el ex presidente no tenía ninguna responsabilidad por el asalto al Capitolio del 6 de enero por parte de simpatizantes trumpistas que actuaron luego de escuchar un encendido discurso de su líder que clamaba que no había perdido las elecciones y llamaba a repudiar el acto que se estaba llevando a cabo en el parlamento.

En un escrito de 78 páginas presentado al Senado dijeron que todo era un “teatro político” montado contra Trump y que era inconstitucional que el Senado juzgue a un ex presidente. Esto va en contra de la opinión de algunos expertos que consideran que puede ser viable.

Estrategia

Los letrados trumpistas dieron a entrever una estrategia de dos vías: por un lado, afirmaron que en su discurso de aquél día antes del ataque Trump “no ordenó a nadie a cometer acciones ilegales”, y que no merecía culpa por la conducta de un “pequeño grupo de criminales” que asaltaron el Capitolio después de que él les había instado a “luchar como el infierno” contra su pérdida electoral. Por otra parte, también insistieron en que el Senado “carece de jurisdicción” para juzgarlo en absoluto porque ahora es un ciudadano privado, y calificaron a ese proceso como “ridículo”.

La Cámara de Representantes, que actúa como una especie de fiscal, inició el proceso que debe resolverse en el Senado, que es la cámara que juzga. Hoy hay 50 senadores demócratas y 50 republicanos, por lo que resulta vital el voto de la titular del recinto, la vicepresidenta Kamala Harris, que inclina el Senado hacia el oficialismo.

Pese a tener mayoría, es poco probable que lleguen a condenar a Trump dado que se necesitan dos tercios de los votos para poder hacerlo y, al menos por ahora, no hay tantos senadores republicanos dispuestos a condenar al ex presidente.

“La deshonestidad intelectual y la vacuidad fáctica expuesta por los gerentes de la Cámara de Representantes en su memorándum de juicio sólo sirven para señalar aún más el punto de que este procedimiento de impeachment nunca se trataba de buscar justicia”, escribieron los abogados, Bruce L. Castor Jr., David I. Schoen y Michael T. van der Veen.

“En lugar de eso”, continuaron, “fue sólo un intento egoísta de los líderes demócratas en la Cámara de Invocar los sentimientos de horror y confusión que recayeron en todos los estadounidenses de todo el espectro político al ver la destrucción en el Capitolio el 6 de enero por unos pocos cientos de personas”.

Los demócratas respondieron a este informe y dijeron en un escrito de 5 páginas que “la evidencia de la conducta del presidente Trump es abrumadora. No tiene excusa válida ni defensa por sus actos. Y sus esfuerzos por escaparse del proceso son enteramente inútiles”.

Agregaron que “Trump violó el juramento de su cargo y traicionó a los estadounidenses. Su incitación de la insurrección contra el gobierno estadounidense –que rompió una pacífica transición del poder—es el más grave delito constitucional alguna vez cometido por un presidente”.

Los líderes de ambos partidos buscaban que el proceso se resuelva lo más rápido posible. Este martes comenzarán con hasta cuatro horas de debate seguido de una votación sobre el tema de la constitucionalidad de juzgar a un ex presidente.

Si una mayoría simple de senadores acepta avanzar, como se esperaba, la fiscalía y la defensa tendrían hasta 16 horas cada uno para presentar sus casos a partir del mediodía del miércoles. Se espera que el juicio se suspenda el viernes por la noche y se reúna el domingo para honrar el sábado judío a petición de los abogados de Trump. Podría concluir la próxima semana, más rápido que cualquier juicio de impeachment presidencial que involucre en la historia de Estados Unidos.

También te puede interesar

Policiales

Ocurrió esta mañana en Boulogne. El conductor de la formación declaró que vio a la víctima y al victimario forcejear antes del hecho. El...

Economia

Las consultoras empiezan a medir lo que fueron los precios en la primera quincena y señalan que los valores se aceleraron. Diciembre, con 4%,...

Nacionales

El Buque “Afonso de Albuquerque”, de Jan De Nul, alcanzó el 100% de tripulación argentina. Jan De Nul, la compañía familiar de origen belga,...

Nacionales

“Cuando el trabajador se juega la vida y no puede pagar el alquiler, eso no se puede tolerar”, exigió el personal de la salud....